yoga

¿Podemos realmente desbloquear nuestro poder personal adoptando posturas corporales «poderosas»? Es posible que todavía no entendamos el mecanismo a través del cual las posturas corporales influyen en nuestros estados psicológicos, pero un estudio publicado en The Conversation, asegura que podemos extraer ideas sobre los beneficios psicológicos del yoga.

Durante el estudio, algunos participantes realizaron dos posturas de yoga simples durante dos minutos, mientras que otros realizaron posiciones más complicadas durante dos minutos. Posteriormente, los que llevaron a cabo las posturas de yoga informaron que había una mejora en los sentimientos subjetivos de energía, como el sentido del poder y autoestima.

¿Qué podría estar detrás de este aparente impulso?

Una teoría es que los beneficios psicológicos del yoga pueden estar relacionados con el funcionamiento del nervio vago.

Este es el décimo nervio craneal y es el más largo del sistema nervioso autónomo que es responsable del funcionamiento inconsciente del cuerpo como la respiración, la circulación y la digestión. Pero por otra parte, su funcionamiento también está ligado directamente a la competencia social ya la regulación emocional beneficiosa.

El yoga mejora la salud mental y física

El yoga es la práctica de ejercicio físico no competitivo que implica actitudes sostenidas (en sánscrito, asana) combinadas con respiración regulada (pranayama) y técnicas de meditación.

En las últimas décadas se ha visto un gran aumento de ésta práctica. Más de 31 millones de adultos han practicado yoga en algún momento de sus vidas. Múltiples estudios señalan los efectos positivos del yoga en la salud mental y física, así como en el desarrollo personal.

El yoga:

Alivia el dolor crónico.
Ayuda a controlar la enfermedad arterial coronaria, el asma, la diabetes, el linfoma y el cáncer de mama.
También ayuda a las personas que sufren de problemas de salud mental, como depresión, ansiedad, trastorno obsesivo-compulsivo, trastorno de estrés postraumático y esquizofrenia.

La práctica regular de yoga también beneficia a los individuos sanos, mejorando su bienestar psicológico, la satisfacción con la vida y la autoestima. Además, reduce el estrés y la ansiedad .

Los estudios también han encontrado que el yoga reduce la fatiga y el afecto negativo, al tiempo que aumenta el afecto positivo y da una sensación de estar energizado.

Revista Muy Interesante