jugadora

Si hubiera un premio a la jugadora más valiente, sin duda, sería para Jane O’ Toole.

La futbolista del equipo St Mirren, de la liga femenil escocesa, fue a disputar un balón contra una jugadora del equipo Inverness. Tras el choque entre piernas y la caída, su rodilla se disloca.

La capitana del equipo, al verla que estaba fuera de su lugar, comienza a golpearla con fuerza para acomodarla.

Debido a esto, el árbitro paró el encuentro para llamar a los paramédicos y que así pudieran atender a la joven, quien sentía un fuerte dolor.

Lo más impresionante fue que minutos después regresó a la cancha para continuar con el encuentro, que, para su mala fortuna, perdió por 7-0.

Excélsior