nieto

Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), se pronunció por legislar para que el Estado pueda reclamar las cuentas vinculadas con presunto lavado de dinero y que quedan abandonadas sin ser reclamadas por más de 90 días a través de la figura de extinción de dominio.

Al participar en el Foro regional interparlamentario sobre seguridad, organizado por la Comisión de Seguridad de la Cámara de Diputados, dijo que a la fecha hay dos cuentas millonarias abandonadas: una por 80 millones de pesos vinculada con el delito de tráfico de personas, y otra por 2 millones de dólares del cártel Jalisco Nueva Generación.

En ambos casos, el trámite a seguir llevaría varios por lo menos tres años, pero si se reforma la ley de lavado de dinero, se podría hacer uso de estos recursos de manera pronta.

En su discurso indicó que al igual que lo hace Inglaterra, Estados Unidos y Colombia, México puede hacer imprescriptible la investigación de enriquecimiento ilícito y aunque pasen más de 10 años pueda indagar para confiscar los bienes correspondientes de manera separada a un proceso a la persona, para que un juez civil especializado en extinción de dominio sea quien se aboque solo a los bienes.

ContraRéplica