miguel

Proyectos de inversión por 40 mil millones de pesos gestiona la Agencia de Energía del estado de Puebla, como parte de la estrategia que presentó el gobierno encabezado por Miguel Barbosa Huerta para detonar desarrollo y fomentar el uso de energías renovables. Durante la presentación del modelo energético, el mandatario destacó que su gobierno no atropellará los derechos de los poblanos en los megaproyectos de desarrollo.

Destacó que la Agencia fue diseñada como un instrumento para promover la inversión, pero también se busca un equilibrio social, de tal manera que se privilegiará el estado de derecho y el diálogo con los propietarios de tierras sin afectar a las comunidades. El portafolio de inversión incluye proyectos para el desarrollo de ductos de gas natural, modernización de parques industriales, terminales de almacenamiento de combustibles.

En su mensaje, Rodrigo Osorio, encargado de la Agencia de Energía del Estado de Puebla, detalló que en Puebla se tienen identificadas 1.4 millones de hectáreas propicias para la generación de energía limpias, incluidas 450 mil hectáreas con potencial solar, 620 mil de energía eólica y 120 mil de geotérmica.

Señaló que uno de los retos en cinco años es reducir en 22 por ciento las emisiones de gases contaminantes, por tanto, la estrategia contempla que el consumo eléctrico de los edificios gubernamentales sea a partir de recursos renovables como el sol, agua, aire o desechos sólidos.

Roberto Gil Zuarth, director general del Centro de Estudios sobre el Federalismo, destacó que el modelo energético que presentó el gobierno poblano procura crear un entorno atractivo para las inversiones.

Además pretende fortalecer la certidumbre y certeza jurídica, reducir costos y riesgos para las empresas, mejorar el acceso a energéticos baratos y limpios para alentar la competitividad de la economía local, así como crear empleos de calidad, estables y bien pagados.

Destacó que el proyecto incluye también la creación de un fideicomiso público para canalizar inversión a infraestructura logística en el estado, así como un fondo de Bienestar Social, para que la derrama generada se transforme en proyectos y obra a favor de las comunidades, además de un banco de tierra pertinente para el desarrollo de energía y un cuarto de datos que facilite a los inversionistas conocer al estado.

“Un cuarto de datos para conocer las particularidades del estado, conectividad, las prefactibilidades territoriales y medioambientales, centros de consumo y demanda” dijo.

Por su parte, Olivia Salomón, secretaria de Economía de la entidad, reveló que se han realizado reuniones con más de 40 empresas especializadas del sector que van desde la generación eléctrica con fuentes renovables, hasta hidroeléctricas con ciclo combinado, a fin de que inviertan en el estado.

Destacó que este modelo no concibe el desarrollo energético sin el bienestar social, por lo que generan condiciones para convertir a Puebla en el primer estado del país en levantar bandera blanca en cobertura universal de servicio eléctrico.

Milenio