cndh

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) inició una queja de oficio para indagar presuntas violaciones a las garantías constitucionales de los dos pacientes fallecidos y más de 50 afectados por un medicamento contaminado utilizado en hemodiálisis en el Hospital Regional de Pemex en Villahermosa, Tabasco.

La CNDH informó que la presidenta del organismo, Rosario Piedra Ibarra, ha instruido al personal y visitadores para iniciar una investigación.

El organismo indicó que el 1° de marzo la ombudsperson nacional dispuso que visitadores adjuntos, abogados y peritos médicos, se trasladaran al hospital para auxiliar a los enfermos y sus familiares, mientras personal de la oficina foránea de la CNDH en Tabasco, ha estado presente en el Hospital de Pemex, donde fue atendido por el director del mismo, quien indicó que solamente había fallecido una persona y que se encontraban 14 pacientes en observación y dos en terapia intensiva que también fueron afectados por el medicamento contaminado.

Sin embargo, en las últimas horas, Petróleos Mexicanos informó de un segundo fallecimiento en el Hospital Regional causado por la heparina sódica, además de que se integró a una carpeta de investigación donde se incluye la detección de la bacteria klebsiella, causando infección urinaria, respiratoria, neumonía y afecciones renales.

La CNDH expresó que investigará los hechos, así como las acciones u omisiones de las autoridades, que dará seguimiento y, en su oportunidad, emitirá la determinación que proceda conforme a derecho.

En tanto, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) informó que a más tardar el próximo sábado se darán a conocer las causas precisas por las que murieron los dos pacientes de hemodiálisis en el Hospital Regional de Pemex en Villahermosa.

José Alonso Novelo, titular de la Cofepris, aseveró que ya fue retirada la heparina sódica posiblemente contaminada con la bacteria klebsiella.

“Hay distintos factores, como es el caso de la hemodiálisis. La primera parte, la primera instancia, está obligada a tomar una medida; es la institución que está sufriendo el asunto, el tema, y en este caso Pemex aseguró todo el medicamento sospechoso”, informó.

El funcionario explicó que la investigación se lleva a cabo a nivel local y todavía se analiza al fabricante y el problema con dicho medicamento. “Todavía estamos en ese proceso de si el medicamento fue adulterado, si el medicamento fue falsificado, si el medicamento fue elaborado por (Laboratorios) Pisa, y se va a llevar unos días más tener esos datos”, dijo en conferencia de prensa.

Por dicho medicamento contaminado, de acuerdo con la actualización de Pemex de este miércoles, hay 52 derechohabientes bajo seguimiento médico; 17 son atendidos de manera ambulatoria, 30 están hospitalizados y cinco más están en terapia intensiva.

En un comunicado, la petrolera precisó que del total de pacientes que están bajo observación, seis de ellos “ameritan traslado al Hospital Central Sur de Alta Especialidad en la Ciudad de México para cambio de catéter”. Añadió que los análisis de laboratorio han arrojado el desarrollo de la bacteria en 16 muestras del medicamento.

El Economista