puebla

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de Puebla confió que la propagación del coronavirus no traiga afectaciones a la actividad económica o las inversiones en puerta, dijo el presidente del organismo local, José Ignacio Alarcón Rodríguez Pacheco, luego de que se detectara a un portador del covid-19 en la entidad, que no ha presentado síntomas de la enfermedad.

Comentó que entre el sector industrial y más en el rubro de las proveedoras de autopartes que proveen a Volkswagen de México se generó preocupación al ubicarse en esa planta alemana el caso del portador del coronavirus, motivo por el que de inmediato comenzaron a informar de la situación mediante boletines entre los más de 20,000 empleados de los tres turnos.

“Afortunadamente se detectó a tiempo por la planta en coordinación con la Secretaría de Salud, sin que ello implique afectar la producción de la armadora teutona y en consecuencia a su cadena de proveeduría”, apuntó.

Dijo que en las industrias cercanas a Volkswagen están alerta sobre lo que pasa a fin de que implementen medidas sanitarias, al descartar que esto pueda propagarse.

Comentó que no se pararan actividades y tampoco hay un ambiente de histeria entre los trabajadores de las industrias, ya que continúan con normalidad; además que los trabajadores están participando para reportar si detectan a alguien enfermo.

“Los industriales comienzan a reunirse de forma periódica para saber cómo actuar y que el caso de un proveedor externo de Volkswagen, radicado en Alemania, está controlado y bajo observación”, apuntó.

Alarcón Rodríguez dijo que las inversiones de otros países, entre ellas de Asia, siguen en pie, al menos así lo han referido a las distintas cámaras empresariales.

Comentó que la economía poblana no puede verse mermada en este arranque de año, porque están en riesgo empleos, motivo por el cual coadyuvarán para que el Covid-19 no se propague, donde empleados son parte importante para reportar alguna situación.

El CCE aglutina a 25 cámaras que comprenden 26,000 empresas desde comercios hasta grandes industrias como son la automotriz, textil y agroalimentos, de las principales generadoras de casi 100,000 empleos.

El Economista