barbosa

El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, sostuvo que la actividad económica estatal no se detendrá, además de que no se tiene contemplado cerrar el Aeropuerto Internacional Hermanos Serdán ante la alerta por coronavirus en el país.

En rueda de prensa, dijo que se desplegará vigilancia en la terminal aérea para verificar que quienes arriban a la entidad no estén contagiados.

El aeropuerto, ubicado en el municipio de Huejotzingo, tiene los vuelos a Dallas, Houston, Monterrey, Guadalajara, Puerto Vallarta, Cancún, Tuxtla Gutiérrez y Tijuana.

Además, aseguró el mandatario, el abasto de productos básicos está garantizado en Puebla, y se prevendrán abusos en los precios por el coronavirus.

Ante ello, a través de la Secretaría de Economía solicitará a la Procuraduría Federal del Consumidor que realice acciones de vigilancia sobre la venta de artículos relacionados con el padecimiento.

Desde el viernes pasado, farmacias, tiendas de autoservicio, tiendas de conveniencia y comercios en general empiezan a registrar compras de pánico de productos de higiene personal y aseo como cubrebocas, gel antibacterial, jabón, así como de fármacos y vitaminas.

Al respecto, el presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo de Puebla, Rafael Herrera Vélez, llamó a la población a que conserve la calma y siga las indicaciones de las autoridades, “no hacer compras desmedidas para evitar un desabasto”.

Por su parte, la presidenta de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados, Olga Méndez Juárez, admitió que las ventas han disminuido 20% y puede haber un impacto mayor a partir del 20 de marzo cuando inicie el periodo de vacaciones.

Consideró que deberán aceptar la decisión de los comensales de no salir, aunque habrá quienes continúen con su vida normal y vean este mes como oportunidades para viajar.
El mandatario expuso que todos los días, su administración hace acciones en todos los rubros, pero de manera prioritaria en materia de seguridad.

El Economista