iguala

El Plan de Iguala o de las Tres Garantías es un documento que logra la unión del ejército insurgente y del ejército realista y en el cual se estipulaba que el virreinato de Nueva España era libre de la corona española; Vicente Guerrero y Agustín de Iturbide, el primero general insurgente y el segundo general realista, fueron los firmantes protagonistas que llevaron a cabo la proclamación del Plan de Iguala en el hoy poblado de Iguala de la Independencia Guerrero, el 24 de febrero de 1821.

El plan de iguala declaraba la independencia de México bajo tres premisas, Religión, Independencia y Unión; estas tres garantías serian defendidas por el ejército Trigarante y llevadas como bandera por este ejército con la creación del lábaro tricolor, que en su escudo era visible una corona que simbolizaba el imperio mexicano y sobre ella escritas las tres garantías, ambos, ejército Trigarante y bandera, nacen a la proclamación del plan de igual en febrero de 1821.

Antecedentes del Plan de Iguala

El nombramiento de Agustín de Iturbide como jefe general de los ejércitos realistas del sur de la nueva España, se debió al interés de llevar a cabo lo estipulado en el plan de la profesa, se le recomendó al virrey de Apodaca a Iturbide para pacificar el sur novohispano.

El plan de la profesa, buscaba la independencia de la nueva España bajo un gobierno monárquico absolutista, dirigido por un miembro de la casa reinante en España; en esta conjura se encontraban altos miembros de la aristocracia y del clero que al jurar el virrey Juan Ruiz de Apodaca la constitución de Cádiz al igual que el rey español, instan a Agustín de Iturbide a buscar un acercamiento con el líder insurgente Vicente guerrero para llevar a cabo la proclamación independentista.

Del plan de la profesa, nace la idea de hacer de México un imperio monárquico, idea que se plasmó en el plan de Iguala.

Puntos sociales y políticos importantes del Plan de Iguala

Políticamente los puntos más importantes del plan, fueron la declaración de independencia de México de España, así como declarar la religión católica como la única a profesar en el naciente país; estos fueron dos puntos claves para apostar por una monarquía, tal y como los conspiradores de la profesa deseaban. Otro punto fue la unión de todos los habitantes, que desde el momento de declarase independiente México, quedó demostrado que sería este el punto más discutido entre los que apoyaban el Plan de Iguala, un bando pedía una república y otro una monarquía.

Socialmente derribó las castas y demás estigmas sociales puestos a los habitantes menos favorecidos en todos los aspectos de la vida diaria del antiguo régimen virreinal, estigmas, que en la letra terminaban al declarárseles iguales ante la ley y llamándoles al inicio del contenido del Plan de Iguala ¡Americanos! aunque en los hechos continuaron siendo discriminados.
Consecuencias de la proclamación del Plan de Iguala

Si bien con la proclamación del Plan de Iguala se logró independizar a México de España, esta fue motivada por el deseo de las clases altas del ejército, clero y sociedad, de mantener el antiguo régimen absolutista virreinal que les daba control económico y político en todas las decisiones de la vida novohispana; pretendían seguir con este sistema al buscar la independencia, y establecer una monarquía, que si bien tuvo vida a la instauración del primer imperio mexicano, al derrumbe de este, inició la construcción de una república que fue durante los primeros años del México independiente, atacada por grupos deseosos de mantener los privilegios que los llevó a conspirar la búsqueda de libertad de México.

Historia de México