muertos

A cinco meses del primer caso detectado en Wuhan, China, la pandemia de coronavirus alcanzó este jueves el millón de casos en todo el mundo, con más de 51 mil muertes y 180 países afectados de 195 incluidos en la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Los cinco países con más casos de contagio son Estados Unidos (235.747 ), seguido por Italia (115.242 ), España (110.238 ), Alemania (84.264) y China (81.589).

En cuanto al conteo por fallecidos, la mayor cantidad de muertes lo tiene Italia (13,915), seguido por España (10,096), Estados Unidos (5,620), Francia (4,503) y China (3,318), cuya provincia de Hubei, donde se originó el virus, tiene el mayor número de casos fatales. En total hay más de 210 mil personas dadas de alta en todo el mundo.

En Latinoamérica los casos crece poco a poco, reportando apenas 20 mil del millón de casos.

Por su parte, la OMS advirtió de la necesidad “fundamental” de detectar los casos asintomáticos para frenar el avance de la pandemia.

El director general de la organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus, recalcó la importancia de este último punto, señalando que todo se relaciona con el desconocimiento que aún existe del virus, dado que diariamente se revelan más de sus características.

“Es un nuevo virus y es la primera pandemia causada por un coronavirus. Hay muchas cosas desconocidas y cosas que antes no sabíamos y ahora sí, como la existencia de casos asintomáticos. Debemos aceptar las novedades con mente abierta y confiar en lo que vaya llegando”, apuntó.

“Estoy profundamente preocupado por la rápida escalada y la propagación mundial de la infección”, subrayó la autoridad de salud, evidenciando su inquietud por el aumento exponencial de los casos en el mundo.

“En las últimas cinco semanas, hemos sido testigos de un crecimiento casi exponencial en el número de casos nuevos, llegando a casi todos los países.

Medio mundo confinado

Buscando frenar la propagación de la pandemia, casi la mitad de la población mundial está llamada u obligada a quedarse en casa. Además, en algunas partes del mundo comienzan los primeros atisbos de escasez de comida.

La Crónica