joaquín

El Gobierno de Quintana Roo arrancó ayer con la reparto de ayuda alimentaria para hacer frente a la emergencia sanitaria del Covid-19.

Con el interés primordial de que los habitantes de esta entidad se queden en casa para evitar la propagación del virus, el gobernador Carlos Joaquín reconoció que esta acción no siempre es posible hacerla para todos, pues muchas familias deben buscar su sustento diario.

“El llevar a cabo este programa busca apoyar a la economía familiar para que puedan quedarse en casa. Por eso este trabajo que hoy inicia es fundamental, de gran importancia”, expresó el gobernador.

Explicó que se trazaron rutas y se realizó una planeación que tomó varios días, “muchas horas muchas ideas, muchos debates, muchos momentos de capacitación, para que podamos ir a las regiones, a las colonias, a cada poblado, a cada municipio en bien de toda esta gente, busca precisamente el que podamos mantener esa distancia, cuidar la salud y apoyar a la economía familiar”.

El reparto del apoyo alimentario, dijo Carlos Joaquín, se hará casas por casa y pidió a los quintanarroenses tener paciencia pues la entrega puede demorar entre 15 a 20 días en poder terminar la primera entrega alimentaria.

Añadió que se le dará seguimiento esta primera ayuda para verificar y analizar si es necesaria una segunda o más de ello “porque lo más importante hoy es cuidar la salud y cuidar también la economía de nuestra gente que es la que más lo necesita”.

Recordó que desde el Gobierno del estado iniciaron un proceso de cinco acciones con las que se cuida el agua, la luz, el gas, la alimentación y la salud.

Además del apoyo al empleo, a través de los empresarios, y los empleadores quienes se han unido más de mil 100 empresas para cuidar las plazas de casi 400 mil trabajadores.

24 Horas