rafael

El ex presidente de Ecuador Rafael Correa ha denunciado que los ocho años de cárcel a los que fue condenado el martes forman parte de una “mamarrachada” basada en “mentiras” y ha acusado a sus rivales políticos de intentar lograr en los tribunales “lo que nunca consiguieron en las urnas”.

Correa, residente en Bélgica, ha sido condenado ‘in absentia’ por la Corte Nacional de Justicia por “liderar una red de corrupción” entre los años 2012 y 2016 desde el Palacio de Carondelet y financiar sus actividades políticas a cambio de la adjudicación de contratos a empresarios, dentro del denominado caso ‘Sobornos’.

“Esto era lo que buscaban: manejando la justicia lograr lo que nunca pudieron en las urnas”, ha criticado en su cuenta de Twitter, donde se ha mostrado preocupado por sus “compañeros”, entre ellos el ex vicepresidente Jorge Glas, que ha recibido también una condena de ocho años de cárcel.

“De seguro ganaremos a nivel internacional, porque todo es una mamarrachada, pero toma años”, ha añadido Correa, que ha equiparado su caso con los de Luiz Inácio Lula da Silva, Cristina Fernández y Evo Morales. “¡Claro que con esta persecución hacen daño en el corto plazo! Pero en el largo plazo solo nos vuelven invencibles”, ha confiado.

Así, bajo la proclama de “resistiremos y venceremos”, ha dado por hecho que su causa ganará “a nivel internacional”, en la medida en que señala que “lo que dicen los jueces es mentira” y estos “no han probado absolutamente nada”. Correa ha asegurado que se trata de un caso “absolutamente grotesco”.

“Tenemos los muertos en las calles, pero convocan a audiencia para inhabilitarme en próximas elecciones”, ha enfatizado, en aparente alusión al aumento de los casos de coronavirus en Ecuador, que han provocado graves problemas logísticos en localidades como Guayaquil.
Apoyo de aliados

El ex presidente ecuatoriano ya ha recibido mensajes de apoyo de sus socios políticos en América Latina, entre ellos Nicolás Maduro, que le ha trasladado “toda la solidaridad desde la Venezuela Bolivariana”.

Maduro ha considerado que esta condena es “una barrabasada judicial para sacar del juego político democrático a un líder de la talla moral de Correa”, según él, para ocultar la mala gestión del actual Gobierno de Ecuador de la crisis de coronavirus. “Eres un desastre, Lenín Moreno”, ha dicho sobre su homólogo ecuatoriano, de acuerdo con VTV.

El ex presidente boliviano Evo Morales también ha expresado a Correa su “completa solidaridad”. En su opinión, el antiguo inquilino de Carondelet “es víctima de una persecución política sin límites”.

En la misma línea, el ministro de Exteriores cubano, Bruno Rodríguez, ha reafirmado su “apoyo y confianza” hacia Correa. “Rechazamos los procesos judiciales políticamente motivados contra los líderes de izquierda que tienen lugar en #NuestraAmérica”, ha agregado en Twitter.

Economíahoy.mx