enrique

El sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto ha sido catalogado por investigaciones periodísticas y especialistas, como uno de los más corruptos en la historia reciente de México. Sobre él y sus más cercanos colaboradores pesa una gran estela de casos de corruptelas millonarias que afectaron al erario público.

Aunque medios nacionales e internacionales como el influyente diario estadounidense The Wall Street Journal, revelaron que las autoridades mexicanas están investigando a Peña Nieto, el gobierno federal no lo admitió de forma oficial.

Pero de acuerdo con versiones periodísticas publicadas este 16 de abril en la columna Bajo Reserva del diario El Universal, el presidente Andrés Manuel López Obrador ya habría dado luz verde para investigar las cuentas y los movimientos financieros de Enrique Peña Nieto y su círculo más cercano, como su exesposa Angélica Rivera.

A finales del mes de agosto del año pasado, el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) Santiago Nieto, admitió en entrevista con Aristegui Noticias, que ya se estaban investigando las cuentas del ex presidente en el sistema financiero nacional e internacional, e incluso, dijo que antes de que terminara el 2019 tendrían completo el expediente.

Aunque eso último no sucedió, al menos desde mediados del año pasado ya se hablaba públicamente de investigaciones en contra de Peña Nieto principalmente, por los casos de la ex titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) Rosario Robles, relacionada con La Estafa Maestra; del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, y del abogado Juan Collado.

“Yo creo que todo apunta (a Peña Nieto), pero todavía no tengo ningún elemento probatorio real, en eso estamos, estamos haciendo el proceso de investigación”, dijo en ese momento el titular de la UIF.

“Creo que Peña Nieto estaba enterado de cualquier acto de corrupción, de los grandes actos de corrupción”, sostuvo.

Ya en febrero de este año, The Wall Street Journal señaló que las indagatorias sobre el ex mandatario forman parte de la investigación realizada a Emilio Lozoya, ex director de Petróleos Mexicanos (detenido el 12 de febrero en Málaga, España y quien ya se encuentra en un proceso de extradición), acusado de comprar las plantas chatarra de Agronitrogenados y Fertinal, así como por presuntamente, haber recibido sobornos de la petrolera brasileña Odebrecht y la empresa española OHL.

“La oficina del fiscal general tiene evidencia de que la corrupción de Lozoya en Agronitrogenados y Odebrecht llega al más alto nivel”, dijo un alto funcionario mexicano al diario estadounidense.

E incluso la fuente señaló que “la extradición y (cualquier posible) confesión de Lozoya son elementos que, junto con las investigaciones en curso, decidirán si el ex presidente será acusado en el futuro”.

De acuerdo con el reporte, la indagatoria sería conducida por la Fiscalía General de la República (FGR) y partiría de la información obtenida a partir del expediente contra Lozoya.

Días después, el 4 de marzo de 2020, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) presentó 117 denuncias ante la Fiscalía General de la República (FGR) por presuntos desvíos de recursos y otras irregularidades cometidas durante el sexenio de Enrique Peña Nieto.

De acuerdo con el periódico Reforma, el número de denuncias se incrementará en los próximos meses debido a que la ASF aún no presenta las denuncias correspondientes a la Cuenta Pública de 2018, cuyo último paquete de auditorías fue entregado a la Cámara de Diputados el pasado 20 de febrero.

Las corruptelas

Aunado a los casos de corrupción relacionados con sus ex colaboradores, hay uno que lo persigue como una sombra: la llamada Casa Blanca

A casi dos años de haber iniciado su sexenio, una revelación periodística puso en jaque a la administración del ese entonces presidente Enrique Peña Nieto.

Habían quedado atrás los elogios de la prensa extranjera que, con titulares como “Saving Mexico” y “The Mexican Moment”, alababan las reformas implementadas por el presidente priista como la Energética y la Educativa.

Tras la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa, el 26 de septiembre de 2014, la prensa nacional e internacional condenaba los hechos, así como la nula actuación del gobierno mexicano encabezado por Enrique Peña. Había una fuerte indignación social.

El 09 de noviembre de 2014 Aristegui Noticias, Proceso y Sin Embargo publicaron una investigación periodística en la que se reveló la existencia de la llamada Casa Blanca, una residencia ubicada en la colonia Lomas de Chapultepec y valuada en 86 millones de pesos, alrededor de 7 millones de dólares (USD).

El reportaje desató un escándalo y un sinnúmero de reacciones. El gobierno se vio obligado a dar una explicación la cual llegó a través de la primera dama, Angélica Rivera. Mediante un video, la esposa del presidente aseguró ser la propietaria del inmueble, el cual dijo, adquirió con el dinero producto de 25 años de su trabajo como actriz en la empresa Televisa.

El clip causó una gran indignación por lo que el propio presidente salió a que se equivocó al permitir que su esposa diera explicaciones.

Después surgieron otros casos de corrupción cometidos por los ex gobernadores de Veracruz, Javier Duarte; el de Quintana Roo, Roberto Borge y el del ex mandatario de Chihuahua César Duarte; los cuales, el propio Peña Nieto alababa como la cara del “nuevo PRI”.

A lo largo de su gobierno también se destaparon los escándalos de “La Estafa Maestra” a través de 11 dependencias usaron 128 empresas fantasma para desaparecer 7,760 millones de pesos.

Durante la administración del político originario del Estado de México, también se concretó la implementación de las reformas Energética y Educativa, las cuales se aprobaron de forma polémica, al señalarse que dañarían al país.

Aunado a ello, también se revelaron diversos casos de corrupción en Pemex que involucraron tanto al titular de la empresa productiva del Estado, Emilio Lozoya, a trabajadores (por el robo de combustible conocido como ”huachicoleo”), como al líder sindical Carlos Romero Deschamps.

Además, el en ese entonces aspirante presidencial, Andrés Manuel López Obrador (hoy presidente de la República), señaló que la campaña presidencial de Peña Nieto habría sido financiada con recursos provenientes del lavado de dinero.

Pese a todos estos señalamientos, Enrique Peña Nieto no tiene una denuncia en su contra. Unas semanas después de haber terminado su gobierno, Peña Nieto fue visto en calles de España con una mujer que después se supo, era su novia: la modelo Tania Ruiz.

Tras darse a conocer las fotografías, su aún esposa Angélica Rivera anunció que se estaba divorciando. Después de concretarse su separación, Peña y Tania fueron vistos en Bruselas y Estados Unidos.

La última aparición pública del ex presidente ocurrió el pasado 12 de febrero, cuando fue captado jugando golf en uno de los campos más exclusivos del mundo, ubicado en Madrid. Ese mismo día, mientra Peña Nieto se divertía, Emilio Lozoya era detenido en Málaga, España, acusado de delincuencia organizada, lavado de dinero y cohecho.

MSNNoticias