robles

Como parte de las medidas sanitarias ante la pandemia de coronavirus (COVID-19), varias internas del reclusorio femenil de Santa Martha Acatitla, ubicado en el Estado de México, entre ellas la exsecretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, y la dueña del Colegio Rébsamen, Mónica García Villegas, fueron trasladadas del área de observación al de población general.

Así lo informó este jueves Rosendo Gómez, abogado de García Villegas, quien detalló que desde el pasado lunes su clienta fue notificada de esta medida, que se concretó hasta este miércoles.

“La maestra Mónica García y Rosario Robles compartían el área donde se encontraban en internación, cuando una persona ejecuta una orden de aprehensión; sin embargo, escudándose en las medidas de contingencia del COVID-19 ordenan que ya las ingresen a población general, lo que ocurrió en estos días pasados”, afirmó.

No obstante, dijo que esta acción podría ser ilegal, pues el área de población general es para las reclusas que ya fueron sentenciadas, por lo cual analizan si apelarán esta modificación de sus condiciones carcelarias.

“Las mandan a un bloque donde las condiciones cambian totalmente; el hecho de mandarlas a población es incluso un juicio adelantado, porque en este lugar están las personas que ya cuentan con sentencia”, sostuvo.

De acuerdo con Rosendo Gómez ambas se encuentran en una área “deplorable”, en un bloque de seis celdas, la cual “tiene el baño inservible” y una puerta de acceso que “no funciona de manera correcta”.

Además, mencionó que no les dieron fecha para regresar al área de prisión preventiva, por lo que estarán en población general hasta que acaben ambos juicios.

Cabe recordar que lo máximo que pueden estar las internas en esta área de observación, separada de la población general, es de un año; Mónica Villegas fue detenida en mayo de 2019, mientras que la exfuncionaria del sexenio de Peña Nieto en agosto pasado.

Por su parte, las autoridades del penal explicaron que esta decisión fue tomada porque al parecer el área de internación es para aproximadamente 18 personas, y en caso de que se ejecuten 18 órdenes de aprehensión en un día no habría lugar para poner a los detenidos; además de que ni Rosario Robles ni Mónica Villegas pertenecen a la población en riesgo.

Asimismo, la Subsecretaría de Sistema Penitenciario de la Ciudad de México aclaró a través de un comunicado que tanto Rosario como Mónica fueron reubicadas en el Dormitorio B de Medidas Cautelares del Centro Femenil de Reinserción Social de Santa Martha Acatitla, donde se encuentran quienes están bajo proceso, y no en población general.

“Las personas mencionadas se ubicaban en el área de detención, lugar a donde llegan las mujeres de nuevo ingreso; sin embargo, ante las medidas de prevención tomadas por la emergencia sanitaria, esa zona se destinó para la aplicación de pruebas del COVID-19 y estancia para esperar resultados. Por tal motivo y para cuidar la salud de ambas mujeres, se decidió su reubicación al Dormitorio B, donde se conservan las medidas de seguridad previstas desde su llegada al centro: estancia individual, acceso restringido, custodia de vista las 24 horas del día y bitácora de visitas”.

MSNNoticias