denise

Después de la polémica que desató el periodista Javier Alatorre al pedirle explícitamente a la población mexicana que no hiciera caso a las recomendaciones del subsecretario de salud, mientras conducía su noticiero al aire y en televisión nacional abierta, la politóloga y escritora Denise Dresser señaló al dueño de la televisora, Ricardo Salinas Pliego, como el “verdadero golpista” del Gobierno de México.

Sin embargo, en su más reciente columna para el periódico Reforma, la activista regresó a su postura crítica con el actual gobierno y señaló al presidente y a Salinas Pliego de ser “amigos del alma”:

“Eso es lo que ha demostrado el ‘Aztecagate’ y su desenlace. La profundidad de la lealtad, el alcance de la amistad, la fuerza de la fraternidad, la durabilidad de la complicidad. No importa que el concesionario de un bien público convoque a desobedecer al gobierno. No importa que desde la pantalla desafíe los ordenamientos de la autoridad sanitaria. A Salinas Pliego no se le enfrenta; se le perdona. No se le cuestiona; se le consiente. Por ser fifí, el Presidente lo trata con guantes de terciopelo”, escribió.

“Lo acaricia, lo elogia, le da contratos a manos llenas, coloca a sus incondicionales en puestos clave. Ayuda a que su fortuna aumente en 29.73 por ciento en el primer año de una épica transformadora que alega enfrentar a los intereses enquistados, pero más bien les otorga adjudicaciones directas y licitaciones a modo. Como la concedida por la SEP a Seguros Azteca Daños por 969 millones de pesos apenas el pasado 30 de marzo. Como la otorgada a Banco Azteca para distribuir las Tarjetas del Bienestar”.

Asimismo, también dijo que el presidente maltrata a medios críticos que “no se portan bien” con el gobierno y miente sobre sus presuntas omisiones, además de “linchar” a quienes “no lo llenan de lisonjas” y aplaudir a quienes sí lo hacen.

Sobre las declaraciones de Javier Alatorre, criticó a López Obrador por su petición de no promover un linchamiento político contra el comunicador tras los desafortunados comentarios que hizo en su noticiero de TV Azteca, ya que esto podía mermar la colectividad en los tiempos difíciles que tenemos.

“Los políticos no somos todólogos, por eso creo que se equivocó mi amigo Javier Alatorre anoche, que llamó a no hacerle caso al doctor Hugo López-Gatell, fue una actitud no bien pensada; porque Javier es una persona buena, cometió un error como cometemos errores todos e hizo uso de su libertad para expresarse”, dijo el presidente sobre el incidente.

Sobre esto, la politóloga dijo que el perdón de AMLO “solo evidencia los dobles raseros del poder presidencial. A los adversarios, el puño cerrado. A los amigos, la mano tendida. A los poderes fácticos detrás de la 4T, conmiseración y comprensión”.

“El agiotista del Ajusco comprueba que puede intimidar y doblar y chantajear y comprar a este Presidente como lo logró con sus predecesores. Puede ser golpista y contratista, bravucón y banquero, gandalla y ganador, evasor de impuestos y receptor del amor amloísta. Puede desobedecer las órdenes de López-Gatell y seguir financiando sus proyectos preferidos. Puede rechazar el confinamiento en crisis sanitaria y hacer negocios con el gobierno que lo ordenó. Puede seguir exprimiendo a los pobres, y ser amigo de quien promete ponerlos primero. Puede despedir trabajadores y obligarlos a laborar, porque la 4T no está dispuesta a ponerlo en su lugar”, señaló.

“Hoy sabemos en realidad quién es el patrón y quién es su empleado, quién manda y quién obedece, quién gobierna y quién solo simula hacerlo. Salinas Pliego hace lo que históricamente ha hecho: colocarse por encima de los presidentes y doblegarlos, ignorar a quienes deberían hacer cumplir la ley y desafiarlos. Con Fox, Calderón, Peña Nieto y actualmente AMLO, Salinas Pliego ha aplicado la “Estrategia Elektra”: venderles algo por lo cual pagarán el resto de su vida”, concluyó.

La reconocida politóloga es una de las figuras que más ha cuestionado las políticas del actual gobierno, incluso antes de su entrada en funciones.

Los desencuentros entre Dresser y López Obrador han abarcado toda la agenda: desde la estrategia de seguridad hasta la economía nacional. Ya en 2018, la escritora de “Manifiesto Mexicano: Cómo perdimos el rumbo y cómo recuperarlo”, había advertido que la creación de la Guardia Nacional no resolvería la ola de violencia que azota al país.

MSNNoticias