miguel

Mediante un decreto, el gobierno de Puebla ordenará a sus ciudadanos a realizar donaciones de alimentos e insumos para que familias de escasos recursos logren pasar sin contratiempos la contingencia sanitaria por el coronavirus.

El gobernador Miguel Barbosa Huerta explicó que la medida dará paso a un Consejo Estatal para Promover la Cadena de Solidaridad, mismo que conducirá los apoyos hacia el programa gubernamental “Puebla Contigo”, que entrega paquetes alimentarios e higiénicos a personas en condiciones económicas precarias.

Puntualizó que este no solo es un llamado para la ciudadanía acaudalada, sino para todos en general, ya que cualquier apoyo, como un kilo de arroz o un kilo de frijol, será de utilidad.

“¿Qué propósito tiene? Ya vimos que esto no se va a resolver el 30 de abril y puede ser que no se resuelva el 30 de mayo, sino se vaya hasta junio; entonces, necesitamos donaciones de todo tipo ¿y quién tiene que donar? La sociedad, no me estoy refiriendo a los que más dinero tienen, que donen todos, que donen todos”.

Reiteró que es momento de que los poblanos muestren su espíritu de apoyo, ya que esa será la manera en que se pueda vencer la pandemia en el estado y en el país, no sin antes mencionar que el covid-19 es un problema que llegó por los abusos del hombre contra la naturaleza y “la historia natural”.

En otro punto, luego de que tianguistas de la zona sur y nororiente de Puebla capital se instalaron en la vía pública pese al riesgo de contagio de covid-19, el gobernador pidió a la ciudadanía que no realice compras a este sector del comercio informal.

En conferencia de prensa, el mandatario señaló que si los tianguistas se instalan es porque la gente continúa comprándoles, por lo que la llamó a dejar de hacerlo.

Acusó que aunque los vendedores acudan a las calles a ofrecer sus productos por necesidad, este tipo de actos demuestran la “ligereza” con la que toman la situación.

Al respecto, Barbosa Huerta no descartó que la Secretaría de Gobernación (Segob) y de Seguridad Pública (SSP) emprendan operativos para evitar la instalación, o en su caso, el retiro de los tianguistas.

“¿Quieren que mandemos a la policía? Mandemos a la policía y que levanten a los comerciantes (…) le pido a mi secretario de Gobernación (David Méndez) que actúe, pero también le pido a la gente que no compre, porque ahí hay una cadena de contagio entre el vendedor, la gente que va y la gente que compra”.

Este martes, en las colonias Bosques de San Sebastián y San Ramón de Puebla capital, varios vendedores hicieron caso omiso al exhorto que el gobierno estatal para que el comercio informal se retire de las calles, aún cuando la mañana del martes la federación decretó el comienzo de la fase 3 por covid-19.

Milenio