amlo

A la par de las acciones encaminadas a afrontar la pandemia de Covid-19, el gobierno federal sigue enfocado al tema de seguridad en el país, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien recalcó que además del ex secretario de Seguridad Generado García Luna, detenido en Estados Unidos, deberían ser llamados a declarar representantes de la CIA y la DEA relacionados con él.

En su conferencia de prensa matutina de este miércoles, señaló que el juez estadunidense que negó el amparo solicitado por el ex funcionario federal en el sexenio de Felipe Calderón, lo hizo “porque puede escapar a México, donde tiene un grupo que lo protege”.

Al cuestionar que el tema no ha sido tocado a fondo en muchos medios de comunicación, y sostuvo que “estamos hablando del secretario de seguridad pública de un sexenio acusado de proteger a una banda y de recibir sobornos millonarios, hasta para vivir en el extranjero con gran lujo, relacionado con agencias internacionales, la CIA y la DEA, que también deberían de ser llamados a declarar, todos ellos”.

Recordó que fue en ese sexenio cuando se pactó un operativo, en referencia al conocido como rápido y furioso, en el que se introdujeron armas a México de manera ilegal. “Luego se demuestra que con esas armas cometieron homicidios en el país, y ¿dónde quedó la investigación?”.

Además, anunció que de las 266 coordinaciones de seguridad de la Guardia Nacional que se proyectan para el país, habrá 200 centros o bases ya construidas al concluir el presente año. Actualmente hay 160, luego de que 2020 inició con 150 ya construidas.

Sobre la Guardia Nacional, recalcó, no hay limitación presupuestal, y para el presente año se aprobaron 3 mil millones de pesos adicionales.

El tema de la violencia, “es un asunto muy grave, nos duele mucho, porque aún en este tiempo de la pandemia no cesa la violencia, nada más que estamos atendiendo lo de la pandemia y lo de la seguridad y todo”.

Sostuvo que esta situación se agravó desde “el fraude de 2006”, ya que “el haiga sido como haiga sido llevó a que se buscara la legitimidad con medidas antipopulares, ahí fue donde se le pegó un garrotazo a lo tonto al avispero, no se pensaron las causas y se pensó que se puede enfrentar la violencia con la violencia. Se abandonó al pueblo, se dio la espalda a los jóvenes, creció la descomposición social”.

En dicho sexenio, agregó, el barril de petróleo costó hasta 100 dólares, y fue el periodo en el que se ha recibido más dinero en la historia por venta de petróleo al extranjero y, sin embargo, es cuando hubo más violencia.

Citó como ejemplo Guanajuato, en el que hubo crecimiento económico y el establecimiento de armadoras automotrices, pero es el estado con más violencia. “Entonces, ¿de qué sirvió el crecimiento?, lo lógico sería que si hay crecimiento, generación de empleo y buenos salarios, tiene que haber menos delincuencia”.

Tras indicar que el crecimiento económico no es factor decisivo para el bienestar del pueblo, expuso: “Que bien que están pasando todas estas cosas para replantearnos las formas de gobierno, y no dejarnos apantallar y perder nuestra soberanía, aceptando recetas del extranjero con una política antipopular, entreguista, que perjudique como ha sucedido a nuestro pueblo. Es muy interesante el momento que estamos viviendo, y yo pronto quiero decir que va a ser un momento estelar de la historia de México el que nos está tocando vivir”.

MSNNoticias