carlos

El gobierno de Quintana Roo anunció nuevas medidas más restrictivas para impedir contagios del Covid-19. A partir de este viernes queda se limitará el uso de vehículos particulares los fines de semana y quedará prohibida la circulación de automotores con placas de otros estados o permisos provisionales de circulación.

En un mensaje en redes sociales, el gobernador Carlos Joaquín González, informó que se mantendrán las restricciones para la circulación peatonal a las personas que no realizan actividades esenciales, o que estén moviéndose sin razones de abasto o de emergencia de salud.

“La desobediencia civil a dichos mandamientos administrativos, especialmente el del uso del cubrebocas, puede provocar sanciones, incluido el arresto administrativo”, advirtió.

Además anunció que se limitarán más las corridas del transporte público, y se establecerá la obligación de circular únicamente con el 50% de su capacidad.

“Quedarnos en casa es sin duda la medida más importante; es muy fácil contagiarse del Covid-19, la única manera de cortar ese contagio es aislando a los cuerpos, porque de otra manera cualquier contacto, cualquier cercanía, cualquier superficie que haya sido tocada por alguien que haya tenido el contagio puede llevar a una situación mucho más grave y agravar todos los esquemas de seguridad que hoy estamos llevando”, indicó el gobernador.

Como medida adicional anunció que se destinaron 467 camas de hospitalización para uso exclusivo de pacientes COVID-19, de los cuales 188 cuentan con equipo de ventilación mecánica y monitor cardiaco para dar atención a pacientes que requieren cuidados especiales.

Aunado a ellos se destinaron otras 38 camas de terapia intensiva para pacientes graves y que a este número se incorporan, en la periferia del Hospital General de Cancún, dos carpas con instalaciones hospitalarias para 188 camas para dar atención a mismo número de pacientes.

El Economista