operativo

Operativos de revisión al transporte público comenzó la Secretaría de Movilidad y Transporte para evitar que las unidades que circulan excedan en un 50 por ciento su capacidad y se mantenga la sana distancia.

De acuerdo con el titular de la dependencia, Guillermo Aréchiga Santamaría, la medida tiene como objetivo hacer cumplir los decretos emitidos por el gobierno del estado, en el sentido de garantizar que las personas se queden en sus casas.

Explicó que el monitoreo se realiza por medio del seguimiento a las cámaras de las unidades de transporte, que suman más 14 mil en todo estado, donde unas 6 mil se ubican en la capital y zona conurbada.

En las revisiones trabajan de forma conjunta las direcciones de Movilidad Motorizada e Inspección y Vigilancia de la secretaría, las cuales llevan a cabo un monitoreo permanente en tres diferentes horarios, y de acuerdo a la hora de mayor tránsito según la plataforma de Waze.

De acuerdo con el estudio realizado por la Universidad de las Américas (UDLA), el 83 por ciento de la movilidad urbana que se registra en Puebla es por medio del transporte público y el 17 por ciento lo hace a través de vehículos privados.

Durante el mes de abril se han realizado un total de 196 supervisiones a unidades de distintas rutas de la zona metropolitana y del interior del estado, en donde se inspeccionó que el operador realice la limpieza y sanitización del vehículo, y que durante el trayecto no rebase la cantidad del 50 por ciento de usuarios permitidos, priorizando con ello la sana distancia.

Multas para los transportistas

Aréchiga Santamaría comentó que si se detecta algún vehículo con sobrecupo, el departamento de Inspección y Vigilancia registra los datos para posteriormente infraccionar al conductor, bajo las disposiciones del Artículo 168 fracción V de la Ley de Transporte, que estipula una multa de las 25 a 35 Unidades de Medida y Actualización (UMA), por rebasar la capacidad autorizada de pasajeros.

De acuerdo con la UDLA es la zona norte de la ciudad la que registra en tiempos normales una mayor movilidad de personas y viajes en transporte público, sobre todo en los horarios de las mañanas y en las tardes.

Aréchiga Santamaría exhortó a los operadores del transporte público a cumplir con el cupo permitido, y pidió a la sociedad a respetar las medidas de sanidad como la utilización de cubrebocas, aplicación de gel antibacterial y la sana distancia, con el fin de evitar contagios por COVID-19.

“Seguiremos supervisando y trabajando para garantizar la seguridad de los usuarios del servicio de transporte público en Puebla”, puntualizó el secretario.

El Heraldo