javier

Luego de que la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) aclarara que Javier Lozano sólo colaboraría como voluntario en diversas tareas propias de la agenda pública, el extitular de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social aseguró que el organismo hubo presión interna, por lo que decidió retirarse.

Este martes, Gustavo de Hoyos, presidente de la Coparmex, informó que Lozano había sido designado “vocero especial de la organización para la defensa del Estado de Derecho”, lo que llevó al excolaborador del expresidente Felipe Calderón a agradecer la confianza depositada en él.

Sin embargo, más tarde la Coparmex aclaró que Lozano sería únicamente voluntario y que sólo Gustavo de Hoyos funge como vocero.

La Coparmex había dicho que la labor de Lozano sería igual a la que llevan a cabo miles de otros socios.

Tras el desaire, Javier Lozano dijo en entrevista para Luis Cárdenas en Noticias MVS que “Gustavo de Hoyos me dijo que tenía mucha presión interna” para hacerlo a un lado.

“Gustavo de Hoyos mostró poco carácter; pueden más a veces intereses mezquinos, el temor”, declaró Lozano, quien comentó que el presidente de la Coparmex pensó que se quedaría conforme con el papel que le ofrecían: “Después de tantos años, no me puedo conformar a que me den migajas, yo así no juego”.

En Twitter, Lozano confirmó que no aceptaría el papel de un voluntario más en Coparmex: “Pues, voluntariamente, ya les dije que no. Next!”.

Economíahoy.mx