bartlett

Entre 2010 y 2020 la empresa Cyber Robotics Solutions, propiedad de León Manuel Bartlett Álvarez, hijo del director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett Díaz, logró que el gobierno federal le otorgara 28 contratos por prestación de servicios, adquisiciones y arrendamientos por un monto de más de 247 millones de pesos.

Si bien esa empresa ya había hecho negocios con la administración pública federal desde el sexenio pasado, el encabezado por el presidente Enrique Peña Nieto, en el actual triplicó sus facturaciones al gobierno, sin contar el presunto conflicto de intereses que existiría al ser una empresa propiedad del hijo de un miembro del gabinete, con domicilio reportado ante el Registro Público de la Propiedad que pertenece a Manuel Bartlett Díaz.

De acuerdo con los contratos registrados en la página de Compranet, administrada desde este sexenio por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), esa empresa logró que le adjudicaran 11 contratos durante el gobierno pasado.

En el 2014 suscribió cinco contratos de los cuales dos fueron con el hospital Doctor Manuel Gea González, de la Secretaría de Salud, uno con el Instituto Nacional de Perinatología Isidro Espinosa de los Reyes, otro con los Servicios de Salud de Nuevo León y uno más con la Secretaría de Salud de Sinaloa. En conjunto, por esos contratos obtuvo 40 millones 623,675 pesos.

En el 2015 obtuvo seis contratos por un monto global de 23 millones 201,158 pesos. Ese año fueron cuatro contratos con el Hospital General Doctor Manuel Gea González, uno con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y uno más con el Hospital Juárez de México.

En el 2019, cuando Manuel Bartlett Díaz ya era integrante del gabinete ampliado del presidente Andrés Manuel López Obrador, su hijo obtuvo 12 contratos por un total de 115 millones 888,177 pesos, de los cuales tres son con el IMSS, cinco con el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), dos con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), uno con la Secretaría de Marina Armada de México (Semar) y uno con el Instituto Nacional de Cancerología (Incan) de la Secretaría de Salud.

En 2020, al menos ha firmado cinco contratos por 67 millones 602,985 pesos con la Sedena, Semar, IMSS y el ISSSTE.

De los 28 contratos obtenidos por esa empresa entre 2010 y lo que va del 2020, 14 fueron por adjudicación directa, 13 por licitación pública y uno por invitación directa a cuando menos tres personas.

De los 17 obtenidos en la actual administración, 10 han sido adjudicaciones directas.
Los servicios otorgados

De las mercancías vendidas por la empresa al gobierno federal destacan los 20 ventiladores para pacientes con padecimientos respiratorios en estado crítico, marca Imágenes & Medicina, modelo Matisse, de fabricación mexicana, por 31 millones de pesos vendidos al IMSS en abril pasado mediante un procedimiento de adjudicación directa.

También un contrato de servicio de mantenimiento integral plurianual (2020-2023) a equipo médico por 23 millones 347,985 pesos a la Sedena, y un contrato por 4 millones 900,000 pesos para un servicio de mantenimiento preventivo en dos sesiones y todos los correctivos a un sistema de cirugía robótica asistida, obtenido en adjudicación directa de la Semar.

Del 2019 destaca un contrato con el ISSSTE, en licitación pública, por poco más de 16 millones de pesos para equipo médico, como una unidad radiológica digital para estudios de tórax, una unidad de ultrasonografía de Doppler, entre otros aparatos.

Ese mismo año también obtuvo un contrato del ISSSTE, en licitación pública, por 15 millones 961,538 pesos para equipo médico.
Delegados eligieron proveedores: IMSS

El director del IMSS, Zoé Robledo, dijo que el instituto a su cargo responderá “en los plazos establecidos” al requerimiento de la Secretaría de la Función Pública (SFP) con relación a la compra de ventiladores a la empresa Cyber Robotics Solutions, propiedad de León Manuel Bartlett, hijo del director de la CFE, Manuel Bartlett.

Explicó que el lunes por la mañana llegó el requerimiento de la SFP, por lo que se prepara una respuesta que incluirá las condiciones para la compra, el precio, el plazo de entrega y garantías.

Al darse a conocer la posible compra a sobreprecio, Zoé Robledo explicó que, desde el inicio de la pandemia, el IMSS liberó las compras locales de los ventiladores, “esto es, tenemos 35 representaciones, que ellos, los representantes, todos médicos, médicas, enfermeras, enfermeros del seguro social, con amplia trayectoria, buscaran en lo local la proveeduría (de ventiladores)”.

Por lo que argumentó que la doctora Claudia Díaz, representante del IMSS en Hidalgo, siguió estos criterios para decidir la adquisición.

El Economista