calderon

Genaro García Luna tendió una red de corrupción en 11 países junto con sus asociados durante el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa, en el que fungió como secretario de Seguridad Pública, aseguró Santiago Niego Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) en entrevista para Univisión.

De acuerdo con el reporte de la periodista Peniley Ramírez, el dinero de las empresas vinculadas a García Luna estaría relacionado con el supuesto pago de sobornos que la delincuencia organizada hizo en favor del exsecretario.

Las pesquisas del Gobierno mexicano a las que Univisión tuvo acceso arrojan que los gobiernos contrataban empresas fachada, les hacían las transferencias de depósitos y después sacaban el dinero en efectivo.

Los datos de la UIF arrojan que el dinero se movía a través de cuentas de países como Estados Unidos, Barbados, Hong Kong, Israel, Letonia, Panamá, Reino Unido, Chipre y Curazao.

García Luna encabezó la Agencia Federal de Investigación de México y después fue Secretario de Seguridad Pública del país, en el sexenio de Felipe Calderón.

En diciembre de 2019 fue detenido en Texas y trasladado a Nueva York, donde espera su juicio. Las autoridades lo han señalado de recibir sobornos por parte de los cárteles de Sinaloa y los Beltrán Leyva; así como por falsear declaraciones y participar en las redes del nacotráfico.

El exfuncionario se ha declarado inocente e incluso ha solicitado una fianza, en tres ocasiones, ante el temor de contagiarse de COVID-19 en la cárcel de Nueva York.

El pasado 19 de abril, el juez Brian Cogan, que fue el que dictó cadena perpetua a Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, no se compró el argumento de que Genaro García Luna tiene padecimientos previos que lo ponen en riesgo frente al COVID-19. Y le negó la fianza a quien fuera el poderoso Secretario de Seguridad Pública de Felipe Calderón Hinojosa.

Esta fue la tercera negativa a la fianza que ofrece el ex funcionario mexicano que será sumetido a juicio, acusado de varios crímenes vinculados con el tráfico de drogas. La tercera vez que le dicen que no. García Luna ha querido utilizar a su favor la pandemia para salir en libertad, pero los dos jueces que le han negado la fianza han considerado que tiene suficientes contactos para escapar a México, en donde podría darse a la fuga por la cantidad de “socios” que tiene.
LA ÚLTIMA CARTA

Este lunes, SinEmbargo publicó un trabajo de la periodista Linaloe R. Flores que detalla cómo los mexicanos pagaron una de las últimas cartas que García Luna podría jugarse en su juicio en Nueva York. Sólo en la tecnología de la Plataforma México que sirvió para espiar a narcotraficantes, funcionarios y ciudadanos, se gastaron más de 2 mil 773 millones de pesos de dinero público entre 2008 y 2013.

Hoy, cuando el exsecretario de Seguridad Pública se encuentra preso en una cárcel de Brooklyn, Nueva York, por acusaciones relacionadas con narcotráfico, la información obtenida a través de ese aparato le puede servir para conseguir la reducción de condena si se apega al programa de testigos protegidos y logra una negociación.

Ese es el gasto en empresas de tecnología y telecomunicaciones para montar el aparato de la Plataforma México, el sofisticado sistema de inteligencia en línea en el que Genaro García Luna y Felipe Calderón Hinojosa se propusieron conjuntar información de las policías de los estados y municipios, así como de las fuerzas armadas, mientras se desplegaba en México la llamada guerra en contra del narcotráfico.

Se trata sólo de la inversión en tecnología pues el proyecto completo de la Plataforma México costó mucho más: 3 mil 365 millones 45 mil 486 pesos, entre la edificación, el mobiliario de oficina, así como las visitas de personajes y periodistas que eran organizadas mediante agencias de viajes. Todo ello benefició a 29 empresas y tres universidades (ver, más abajo, lista de empresas beneficiadas), de acuerdo con una localización de contratos realizada por SinEmbargo.

Una lista de 22 empresas y tres universidades resultaron favorecidas con la hechura del aparato con el que Genaro García Luna realizó espionaje profesional. La mayor, con seis contratos que sumaron mil 252 millones 883 mil 661 pesos, fue Teléfonos de México (Telmex) del empresario Carlos Slim Helú. De hecho, el contrato mayor– la migración de oficinas foráneas de la Policía Federal a la red de la Plataforma México en 2008- se lo llevó esta telefónica.

Telmex también instaló el núcleo central y la red privada, de la Plataforma México. En 2008, García Luna llamó a una de las subsidiarias de la telefónica -Consorcio Red Uno- y firmó otro contrato por 181 millones de pesos para “el fortalecimiento de la operación de los sistemas de la segunda fase”.

Dos de los contratos de Telmex fueron firmados en el sexenio de Enrique Peña Nieto, cuando empezaba el declive de la Plataforma México. Uno fue para elaborar el núcleo central por 206 millones 631 mil 342 pesos y el otro para un centro de datos en Hermosillo, Sonora, por 48 millones 610 mil pesos.

Economíahoy.mx