miguel

El gobernador Miguel Barbosa acusó que desde el anuncio del regreso de la industria automotriz el comportamiento social está desbordado, tras reiterar que la reapertura de Volkswagen y Audi significará un repunte en los contagios de covid-19 en Puebla. En conferencia de prensa matutina, el mandatario comentó que la sociedad ya comenzó a seguir las recomendaciones del plan de nueva normalidad, lo cual es “preocupante”, ya que el estado atraviesa su punto más crítico enfrentando la pandemia desde que esta comenzó.

“Debo decirlo, que está desbordada la conducta social derivada del anuncio de la puesta en marcha de las actividades de la industria automotriz y de la construcción, básicamente, porque en Puebla la industria minera está regionalizada, y eso desbordó el comportamiento social general, y todos ya tomaron una posición de irse afuera, tomaron recomendaciones de la recomendada nueva normalidad, lo estamos viendo todos los días y nos preocupa mucho”.

Aunque se dijo respetuoso y alineado con las políticas públicas federales, explicó que en este tema tiene que actuar con sentido de responsabilidad frente a la salud y la vida de los poblanos, sobre todo si se tiene en cuenta que el retorno de Volkswagen, Audi y sus proveedores “anularía por completo” las medidas de prevención y repuntaría los casos de coronavirus entre la población.

“¿Creen que las grandes empresas automotrices van a impedir el regreso de sus actividades laborales por una recomendación del gobierno del estado? No, pero lo que es muy grave es el comportamiento social que ya existe, ya está todo desbordado y el contagio va a subir mucho”.

En ese sentido, señaló que sería más conveniente reactivar la industria automotriz hasta que el tiempo y el virus lo permitan, pues adelantarlo pone en riesgo la salud de todos, en especial, la de la población del área metropolitana.

Al respecto, abonó que la industria automotriz provocaría que comercios y servicios de otra índole también abran sus puertas de nuevo, por lo que se rompería el confinamiento domiciliario y la movilidad aumentaría, dejando sin efecto hasta la aplicación del Hoy No Circula.

“No hay condiciones en Puebla para una reactivación; tendríamos que enfrentar una realidad que pudiera darse de una alza en los contagios que sería incontrolable, es mucho más recomendable esperar el tiempo necesario e inmediatamente ponerlo en marcha, que hacerlo cuando estamos en el peor momento de la pandemia”.

Cuestionado por si la postura que ha tomado respecto al tema se consideraría un reto a las autoridades federales, sentenció que “yo no desafío a nadie”, ya que únicamente ha actuado hasta donde sus atribuciones se lo permiten.

En un día, 123 contagios

En otro punto, el gobernador señaló que la cresta de contagio alcanzó su pico más alto, con 123 casos de covid-19 en las últimas 24 horas, para un total de mil 652 muestras positivas en Puebla.

“Es un día muy malo para temas covid”, lamentó el mandatario en conferencia de prensa.

En compañía de Jorge Humberto Uribe Téllez, secretario de Salud (SSA), las autoridades estatales indicaron que 59 de las muestras fueron rezagadas por una semana por parte del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Respecto al corte del 19 de mayo, el número de decesos incrementó con 13 reportes, para un total de 328 poblanos muertos por coronavirus, con una tasa de letalidad de 19.85 por ciento; el número de casos vigentes aumentó a 431, para un total de mil 652 reportes.

El número de hospitalizados en nosocomios públicos y privados disminuyó a 399, 16 menos que el martes; de éstos, 87 están graves y requieren asistencia de un ventilador mecánico.

Milenio