fox

Luego de asumir la Presidencia el 1 de diciembre de 2006, Felipe Calderón sólo vio a Vicente Fox tres veces durante los cinco meses del periodo de transición. En una de esas ocasiones, el recién jefe de Estado de México le preguntó a su antecesor sobre la escalada de violencia en el país y recibió una controversial respuesta.

En su libro Decisiones difíciles, Felipe Calderón narra que desde 2004 se percibía lo que él llamó “captura del Estado” por parte de los grupos criminales que asolaban distintas regiones del país.

Tras asumir la Presidencia, Felipe Calderón buscó a Vicente Fox para hablar sobre la violencia y el problema del narcotráfico en México; sin embargo, la respuesta que recibió de su antecesor fue que en ese tema “no hay que meterse”.

“Eran síntomas de una situación de violencia aterradora que se empezaba a desbordar, como de hecho ocurriría poco tiempo después” admite el ex mandatario en el libro publicado por la editorial Debate.

“Como ya he dicho, en los largos cinco meses de transición de gobierno sólo pude ver tres veces al Presidente Fox. En una de esas reuniones, cuando tuve oportunidad de preguntarle sobre los temas de inseguridad, narcotráfico y crimen organizado, simplemente me contestó: ‘Con eso no hay que meterse’”, narra Calderón en el capítulo Seguridad, la tarea inconclusa.

En el libro, Calderón Hinojosa describe desde su perspectiva los sucesos relevantes que marcaron su sexenio, y dedica un capítulo entero al tema de la seguridad, uno de los más cuestionados.

Calderón afirma que la causa por la que se desbordó la violencia en México fue la disputa territorial entre grupos criminales y cárteles que buscaban establecerse en distintas regiones del país para ejercer actividades delincuenciales como el narcomenudeo, la extorsión y el secuestro.

“Al llegar a la Presidencia encontré algo realmente preocupante: estaba ocurriendo lo que algunos especialistas denominan ‘captura del Estado’ por parte del crimen organizado.

“El primer conocimiento directo que tuve sobre esa nueva y terrible realidad fue en 2004. Ya había renunciado a la Secretaría de Energía por diferencias con Fox, y fui a Tamaulipas a apoyar a los candidatos del PAN para las elecciones locales de noviembre. Al llegar al municipio de Miguel Alemán, en la llamada entonces Frontera Chica, me sorprendió el nivel de temor y desolación en la que vivían sus habitantes. En desesperados comentarios que me hicieron los panistas del estado antes de empezar el mitin, me narraron las indignantes historias de terror que ocurrían en la zona”.

El 18 de mayo salió a la venta Decisiones difíciles, el libro autobiográfico en el que Felipe Calderón narra episodios que marcaron su sexenio como la extinción de Luz y Fuerza, la epidemia de A-H1N1 y la violencia.

Milenio