claudia

La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, anunció que el próximo domingo informará sobre los protocolos que deberán adoptar los sectores de la capital del país que retomarán sus actividades.

Dijo que estos sectores, entre ellos el de la producción de cerveza y la construcción, establecerán entre otras cosas horarios de trabajo para evitar concentraciones masivas en horas pico; indicó que a partir del próximo lunes retomará las audiencias públicas, las cuales fueron suspendidas al iniciar la jornada de Sana Distancia.

Además, la jefa de gobierno de la Ciudad de México informó que la capital ha mantenido una estabilidad en el número de camas ocupadas, por lo que se espera que dicha tendencia vaya a la baja para poder pasar al color naranja del semáforo epidemiológico.

Mientras la CDMX atraviesa por este período y a tan solo 3 días de que en la urbe se reinicien actividades como la construcción, la minería, fabricación de equipo de transporte y la producción de cerveza; la mandataria local adelantó que será el próximo domingo cuando los protocolos de reactivación para estos sectores e inclusive para la operación de tianguis y comercio informal sean anunciados.

“El domingo les damos ya toda la información, estamos en este proceso de autorización junto con el IMSS; entonces, ya les estaremos informando qué empresas se abrirían y quiénes han solicitado sus protocolos o más bien su autorización para los protocolos”, detalló.

Asimismo Sheinbaum Pardo explicó que todas las empresas para poder abrir deben cumplir con su registro ante el Instituto Mexicano del Seguro Social, sin embargo, el gobierno capitalino está solicitandoles requisitos adicionales, esto debido a que la CDMX continúa en semáforo rojo

“Tenemos la autorización del IMSS, pero estamos solicitándoles algunas adecuaciones en términos de horarios de trabajo y días de trabajo, de tal manera que no tengamos saturación en el transporte público de la ciudad”, mencionó en conferencia de prensa.

Y agregó: “Se tiene que solicitar el permiso al IMSS; el IMSS se los otorga y a su vez el IMSS les comunica que deben comunicarse con las distintas Secretarías del Gobierno de la Ciudad de México, particularmente Secretaría de Desarrollo Económico, de tal manera que se pueda establecer, sobre todo horarios de trabajo que nos permitan evitar”.

En cuanto al transporte público, la Jefa de gobierno comentó que se están tomando en cuenta dos principales temas; el primero corresponde a las acciones dentro del transporte que tienen que ver con la dosificación de personas al ingreso al transporte así como lineamientos y protocolos específicos para el transporte concesionado.

El segundo aspecto es la adecuación de los horarios de trabajo a modo que se evite la concentración en horas pico, acciones que también serán informadas ampliamente el domingo.

AGRADECE APOYO. El Gobierno de la Ciudad de México agradeció a las 63 empresas, fundaciones e instituciones que realizaron la donación de equipos médicos y de protección para atender la emergencia sanitaria ocasionada por el Coronavirus.

La Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, reiteró que las donaciones se llevaron a cabo de manera solidaria y sin recibir nada a cambio, e informó que el día de hoy serán publicadas en el portal de Datos Abiertos de la Ciudad de México para que la población pueda revisar lo que se recibió y de esta manera transparentar las aportaciones.

“Quiero hacer un especial agradecimiento a distintas empresas que han donado distintas cosas, desde ventiladores, equipo médico; también cubrebocas, en algunos casos con calidad para utilizarse en los hospitales, en otros para utilizarse en el transporte público”, comentó.

Y agregó: “Las donaciones han sido absolutamente sin nada a cambio, sino al contrario, como una acción de mucha solidaridad con los habitantes de la ciudad en este momento, así que de verdad muchas, muchas gracias a todas estas empresas”.

Una parte de los materiales fue repartida en los hospitales para abastecer de protección al personal médico y para mejorar la atención de pacientes, mientras que el resto fue destinado a la protección de los operadores y usuarios del transporte público.

La Crónica