nieto

Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, en coordinación con la Administración para el Control de Drogas (DEA) de Estados Unidos, con la operación denominada Agave Azul, bloqueó mil 939 cuentas bancarias vinculadas con Cártel de Jalisco Nueva Generación.

De acuerdo con información proporcionada por la UIF, se logró la ejecución de diversos acuerdos de bloqueo contra mil 770 personas físicas, 167 empresas y dos fideicomisos relacionados con el CJNG.

Dicho operativo es el resultado del trabajo conjunto entre autoridades mexicanas, mismas que durante varios meses proporcionaron a la UIF informes de inteligencia respecto de los principales líderes, operadores financieros, familiares, empresas, abogados, así como de diversos servidores públicos que operan redes de corrupción que han favorecido las actividades ilícitas de dicho grupo de la delincuencia organizada.

En el mismo sentido, la UIF trabajó de manera coordinada con la Administración para el Control de Drogas (DEA) en la definición de los objetivos de dicho operativo, con lo que se logró ubicar a un gran número de integrantes de dicho grupo criminal, así como a sus mayores operadores financieros y empresas utilizadas en el blanqueo de capitales.

La UIF analizó un total de dos mil 571 operaciones inusuales por un monto de dos mil 951 millones de pesos, así como un total de 38 mil 459 reportes de operaciones relevantes por más de 11 mil 478 millones de pesos; transferencias internacionales que generaron ocho mil 424 reportes, por un monto de siete mil 216 millones de pesos. En cuanto a dólares en efectivo, se localizaron dos mil 102 reportes por un total de dos millones 955 mil dólares americanos; así como seis mil 507 transferencias interbancarias, por un monto de 657 millones de pesos.

Dichas operaciones fueron realizadas, principalmente, en el estado de Jalisco, seguidas por la CDMX, Michoacán, Estado de México, Baja California, Guanajuato, Nuevo León, Veracruz, Nayarit, Sinaloa, Querétaro y Colima.

Estas acciones son el resultado del gobierno de México para combatir a las organizaciones criminales que operan en nuestro país, a fin de mermar su capacidad económica y limitar su margen de operación dentro del sistema financiero.

Por otra parte, la UIF tiene una investigación abierta a la empresa Libre Abordo, la cual, desde antes de declararse en bancarrota, el fin de semana recibió millones de barriles de crudo venezolano bajo un acuerdo de petróleo por alimentos, en una pesquisa coordinada con agencias de EU, dijo Santiago Nieto.

Libre Abordo es una de las empresas mexicanas que el FBI indaga por estar involucrada en el comercio de petróleo venezolano, según dijeron cuatro personas familiarizadas con el asunto.

Excélsior