calderon

“No es el tiempo de García Luna”: con esa frase, Andrés Manuel López Obrador, presidente de la República, respondió a Felipe Calderón, extitular del Ejecutivo (2006-2012), por las acusaciones de presunto espionaje en torno a la obtención del documento que expone el plan de acción del presunto Bloque Opositor Amplio (BOA) con el que opositores buscarían reducir la fuerza del mandatario nacional y su partido (Morena), con mayoría en el Congreso.

Tras revelarse el documento en la conferencia de prensa matutina de López Obrador de este martes, Calderón advirtió que la oposición tiene derecho a organizarse y que el hecho de que el gobierno la espíe es un delito.

“No, ¿cuál espionaje? Si ya no hay… no es el tiempo de García Luna, son otros tiempos”, respondió este miércoles López Obrador a Calderón.

Genaro García Luna era titular de la Secretaría de Seguridad Pública durante el gobierno de Calderón y actualmente está preso en Estados Unidos, acusado da haber recibido sobornos millonarios de parte del Cártel de Sinaloa.

Calderón ha asegurado que no tenía información sobre el presunto actuar de su colaborador, pero un sector de la población exige investigar al expresidente sobre este caso.

López Obrador reiteró que el documento llegó a sus manos por parte de ciudadanos “y pues yo ya sé que tienen ellos un propósito que es combatirnos políticamente y que si se agrupan y que si se ponen de acuerdo, y además lo expresan”.

López Obrador puso como ejemplo a Marko Cortés, dirigente del Partido Acción Nacional (PAN), quien, aseguró el presidente, quiere que su instituto político cuente con mayoría en el Congreso para echar atrás reformas impulsadas por la “Cuarta Transformación”.

Economíahoy.mx