Con cuatro mil 664 muertes y 37 mil 503 contagios acumulados por covid-19, en la Ciudad de México no hay condiciones para celebrar fiestas, consideró ayer la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum. Por ello, pidió a los capitalinos no salir a festejar el Día del Padre.

“El próximo domingo es Día del Padre. No estamos todavía en condiciones de celebrar fiestas y hacemos un llamado a toda la ciudadanía: así como hubo un comportamiento ejemplar el Día de la Madre, también estamos pidiendo a todos y a todas que resguardemos a nuestros padres, a nuestros papás, que los celebremos a distancia; ya habrá tiempo posterior para celebrarlos en persona”, dijo en videoconferencia.

Sheinbaum informó que se buscaría una fecha alterna para festejar a los papás y que su gobierno prepara una celebración a distancia que en los próximos días será anunciada.

Más tarde, a través de su cuenta de Twitter, publicó: “Nuestro Secretario de @SedecoCDMX @FadlalaAkabani acordó con la representación de @canirac en la Ciudad #MoverLaFecha de la celebración del Día del Padre para el tercer domingo de agosto, es decir el día 16”.

Sheinbaum presentó una nueva campaña que será difundida por toda la ciudad, con motivo del reinicio de la actividad económica y la necesidad de evitar contagios.

Se trata de concientizar a los capitalinos para que si es posible se sigan quedando en casa; si deben salir, apliquen las medidas preventivas y si tienen síntomas de covid-19 se aíslen y soliciten ayuda.

Excélsior