renuncias

El presidente Andrés Manuel López Obrador aceptó la renuncia de Mónica Maccise como titular del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) durante la conferencia mañanera de este viernes y pidió que al frente de este organismo esté una mujer indígena, al señalar que son los pueblos originarios los más discriminados en el país. El mandatario federal confirmó además la salida de Mara Gómez Pérez de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) y de la subsecretaria de Integración y Desarrollo de la secretaría de Salud, Asa Cristina Laurell, por diferencias con el secretario Jorge Alcocer.

El presidente López Obrador reiteró en que el Conapred debería desaparecer como un organismo autónomo para que se integre a la oficina de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob), a la par que insistió en pasar a revisión a otros órganos de la administración pública federal. El presidente reprochó que bajó la dirección de Maccise se haya invitado a Chumel Torres a un foro sobre discriminación, el cual fue cancelado después. El tema generó críticas entre usuario de redes sociales quien acusan al youtuber de hacer comentarios clasistas y discriminatorios. No obstante, el cuestionamiento principal surgió de la esposa del mandatario federal, la escritora Beatriz Gutiérrez Müller , quien reprochó a Torres una burla realizada hacia su hijo menor de edad por el color tenido de su cabello. “Creo que no se debió convocar a ese foro y quienes no compartan la política de transformación que se está llevando a cabo pues con toda la libertad pueden decidir no trabajar en el gobierno”, expresó. La secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, confirmó durante la conferencia de prensa de este viernes que la renunció de Maccise se presentó este día, no obstante desde la noche del jueves trascendió sobre su solicitud para separarse del cargo. Maccise asumió la titularidad del Conapred en noviembre de 2019 en sustitución de Alexandra Haas, quien renunció al organismo por ‘motivos personales y familiares’.

El presidente también confirmó la salida de Mara Gómez Pérez de la CEAV, luego de los cuestionamientos que hiciera a la reducción presupuestal de este organismo, los cuales advirtió que impedirían la atención a las víctimas. Gómez Pérez enfrentó además los reclamos de algunos familiares de víctimas, quienes instalaron un plantón frente a Palacio Nacional para demandar ser recibidos por el presidente a la par que la señalaron de “vaciar” los recursos y el personal con los que cuenta esta comisión. A principios de junio, la ahora exfuncionaria denunció que el recorte ordenado por el presidente López Obrador frenaría las actividades esenciales y paralizaría el funcionamiento de la CEAV. Cuestionó que esto ocurriera pese a que el gobierno se comprometió en garantizar toda actividad relacionada con la defensa de los Derechos Humanos. En respuesta, tanto López Obrador como la secretaría de Hacienda, dependencia encargada de ejecutar el ajuste presupuestal, negaron que la CEAV estuviera sujeta a estas acciones de austeridad.

El presidente también confirmó esta mañana la renuncia de la subsecretaria de Salud, Asa Cristina Laurell y que sí fue por diferencias con el titular de la dependencia, Jorge Alcocer. “Tenía diferencias y a pesar de ser una mujer destacadísima, yo le di mayor confianza al secretario de Salud, a Jorge Alcocer, que es una gente honesta y es una gente integra, a él y al subsecretario Hugo López-Gatell”. Con estas tres renuncias en un solo día, López Obrador advirtió que habrá más cambios “para que se vayan acostumbrando”, al señalar que la gente votó por un cambio y se deben ir acostumbrando a la transformación. Laurell es una mujer de izquierda que por años acompañó a López Obrador y fue secretaria de Salud cuando él fue Jefe de Gobierno, pero ayer en un artículo de opinión publicado en La Jornada , expuso las diferencias con Alcocer por querer desaparecer el área en que ella laboraba y donde realizó un diagnóstico de las condiciones de los servicios de salud en los estados.

MSNNoticias