pegamento

Un nuevo descubrimiento señala que los neandertales utilizaban la resina de los pinos como pegamento para adherir las herramientas de piedra a los mangos de madera que usaban para distintas actividades.
Resina de pino

Luego de encontrar herramientas de piedra en dos cuevas italianas, investigadores de la Universidad de Colorado en Boulder, Estados Unidos demostraron que los neandertales que vivieron en Europa hace unos 55 mil años salían de sus cuevas para recolectar resina de los pinos.

La evidencia encontrada en Grotta del Fossellone y Grotta di Sant’Agostino, un par de cuevas cerca de las playas de costa oeste de Italia, mostraron que las piedras habían sido recubiertas con resina de pinos locales, la cual fue mezclada con cera de abejas.

Para averiguarlo, el autor principal del estudio, Ilaria Degano, de la Universidad de Pisa, realizó un análisis químico utilizando una técnica llamada cromatografía de gases / espectrometría de masas.

Las cuevas fueron el hogar de neandertales que vivieron en Europa durante el período del Paleolítico Medio, miles de años antes de que el Homo sapiens pisara el continente.

Por su parte, Paola Villa del CU, explicó que los neandertales italianos no sólo recurrían a sus propias manos para usar herramientas de piedra. También unían sus herramientas a ciertos mangos para tener mejor fuerza de agarre, ya que afilaban las lanzas de madera o realizaban otras tareas, como cortar carne o raspar cuero.

¿Utilizaban el fuego también?

La existencia de esta evidencia provoca interrogantes. Villa comentó que la resina de pino se seca cuando se expone al aire. Como resultado, los neandertales necesitaban calentar sobre un fuego para hacer un pegamento efectivo.

«Esta es una de las varias pruebas que indican claramente que los neandertales eran capaces de hacer fuego cuando lo necesitaban», finalizó.

Los hallazgos, publicados en la revista Plos One, se suman a un creciente número de evidencia que sugiere que los primos del Homo sapiens eran más inteligentes de lo que algunos creen.

«Continuamos encontrando evidencia de que los neandertales no eran primitivos inferiores, sino que eran bastante capaces de hacer cosas que tradicionalmente solo se han atribuido a los humanos modernos», dijo Paola Villa, de la Universidad de Colorado.

Los neandertales parecen haber sido de estatura pequeña, pero robustos de complexión, adaptación importante para retener el calor en un clima tan frío.

Científicos sostienen que los neandertales tenían cabello color zanahoria y que además pecas.

Revista Muy Interesante