sanz

Por orden de un juez en Miami, Florida, congelan las cuentas bancarias de Alejandro Sanz en Estados Unidos, esto luego de que su exesposa, Raquel Perera, argumentara que teme que el español “despilfarre” el patrimonio de sus hijos, Dylan y Alma y no deje nada para ellos.

Según el diario El País, el cantante, comenzó una baralla legal en contra de Perera el pasado mes de abril, al presentar la demanda de divorcio en los juzgados de Pozuelo de Alarcón en Madrid, donde vive con su nueva novia, la cubana Rachel Valdés.

Posteriormente, el 29 de mayo, Raquel respondió con otra demanda en Miami, lugar donde reside con los hijos menores del intérprete de Amiga mía,esperando que se resuelva el proceso legal que mantiene con su exesposo

En otros medios, trascendió que Raquel Perera, quien estuviera casada con Alejandro Sanz del 2012 al 2019 y procrearan a Dylan, de 9 años recién cumplidos, y Alma, de casi 6, exige una fuerte suma de dinero para gastos escolares, viajes, tutorías, campamentos, seguros médicos, dentales y más de los menores.

Además, solicitó una pensión retroactiva al mes de julio de 2019, cuando considera que Alejandro dejó de pagar “lo suficiente” para la manutención de los pequeños, que de ser aprobada, consistiría en alrededor de 45 mil dólares al mes (un poco más de un millón de pesos mexicanos).

Por si fuera poco, la española exige también que los bienes adquiridos durante el tiempo que estuvieron casados, sean repartidos de forma equitativa, con el argumento de que ella dejó su vida personal de lado, para contribuir a la economía familiar, criar a los hijos en común y hacer prosperar las empresas del madrileño.

Además, la empresaria solicitó la custodia integral de Dylan y Alma, señalando que el cantautor sólo los ha visto en cinco ocasiones desde su separación, hace un año.

Ante todos estos argumentos, el juez de la corte de Miami decidió dar la orden de congelar las cuentas del cantautor en Estados Unidos, dejando libre únicamente con la que Raquel Perera seguirá pagando sus gastos y los de sus hijos.