Maduro

Los principales partidos de la oposición venezolana anunciaron ayer que no participarán en las elecciones legislativas planeadas para el 6 de diciembre, al considerar que los comicios serán manipulados por el oficialismo y que asistir equivale a “colaborar con la estrategia de la dictadura”.

La decisión era ampliamente esperada después de recientes intervenciones del Gobierno del presidente Nicolás Maduro en el Consejo Nacional Electoral (CNE), designado por el máximo tribunal del país, y en partidos opositores. Las organizaciones políticas también boicotearon la reelección de Maduro en 2018 por motivos similares, y califican al líder socialista como usurpador.

” (…) las organizaciones políticas democráticas de Venezuela manifestamos al pueblo venezolano y a la comunidad internacional que, de manera unánime, decidimos NO PARTICIPAR EN EL FRAUDE ELECTORAL convocado por el régimen de Maduro”, señaló la oposición en un comunicado.

Sin embargo, la decisión llevaría a la oposición a perder el control de la Asamblea Nacional, lo que podría complicar las funciones de Juan Guaidó, quien es reconocido por docenas de países como presidente legítimo de Venezuela, debido a su posición como jefe del Congreso.

“Venezuela, una nación con una crisis humanitaria que además está sometida a una dictadura criminal y opresora, merece unas elecciones libres, democráticas, transparentes y con observación internacional”, expresaron los 27 partidos que suscribieron el documento disponible en la página web del Centro Nacional de Comunicación de Guaidó.

El documento es firmado por el partido Voluntad Popular, al que pertenece Guaidó, y por las organizaciones Primero Justicia, Acción Democrática y Nuevo Tiempo, el “G4”, del que forman parte la mayoría opositora.

24 Horas