guaido

El gobierno del presidente Donald Trump mantendrá el apoyo al líder opositor Juan Guaidó como presidente legítimo de Venezuela tras los comicios legislativos del 6 de diciembre en los que los partidos de oposición ya anunciaron que no participarán, dijo el martes un funcionario estadounidense de alto rango.

Elliott Abrams, el representante especial de Estados Unidos para Venezuela, se comprometió formalmente con Guaidó solo dos días después de que 27 partidos de oposición anunciaron que se abstendrán en las elecciones al asegurar que son amañadas por el partido socialista gobernante del presidente Nicolás Maduro.

Pero la votación podría allanar el camino hacia una pérdida de control de la oposición de la Asamblea Nacional venezolana, lo que podría complicar la posición política de Guaidó en razón de su cargo como presidente del congreso y del que deriva la legitimidad de su presidencia interina, según sostiene.

En una audiencia ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, Abrams insistió en que Estados Unidos “no reconocerá esta elección fraudulenta” de diciembre y dijo que estaba en conversaciones con la mayoría de los aproximadamente 60 países que han respaldado a Guaidó y confiaba en que le mantendrían su apoyo.

Estados Unidos y unos 60 países más han reconocido a Guaidó, por considerar que la reelección de Maduro en 2018 fue una farsa. Maduro permanece en el poder respaldado por los militares de la nación de la OPEP, así como por Rusia, China, Cuba e Irán.

Los funcionarios estadounidenses dicen en privado que la permanencia de Maduro en el poder, a pesar de las fuertes sanciones estadounidenses, ha sido una fuente de frustración para el presidente Trump.

24 Horas