gonzalo

Una juez federal negó un amparo a Gonzalo Gil White, hijo del exsecretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz, contra la orden de aprehensión que existe en su contra por los delitos de abuso de confianza.

Dicha orden fue librada el 28 de noviembre de 2019 por el Juez de Control Centésimo Décimo Cuarto del Sistema Procesal Penal Acusatorio de la Ciudad de México, relacionada con el caso Oro Negro.

“La Justicia de la Federación no ampara ni protege a Gonzalo Gil White contra el acto, autoridades y motivos expuestos en el considerando séptimo de esta sentencia”, señaló la Juez Sandra Leticia Robledo.

La titular del Juzgado Primero de Amparo en Materia Penal de la Ciudad de México calificó de infundados los conceptos de violación que alegó Gil White, en el sentido de que la orden de captura en su contra viola el debido proceso.

El hijo del exsecretario de Hacienda aseguró que no hay prueba plena de su supuesta responsabilidad.

No obstante, la Juez señaló que la orden de captura sí cumple con las formalidades esenciales del procedimiento, reúne los requisitos formales y se encuentra debidamente fundada y motivada.

“Sobre esta base, se concluye que, el conjunto de circunstancias y datos de prueba que consideró el Juez de Control son idóneos y pertinentes para establecer razonablemente la existencia del hecho delictivo y la probable participación del imputado en su comisión, en el caso, abuso de confianza”, dijo.

Gil White es acusado de un quebranto económico a inversionistas extranjeros por 750 millones de pesos, pero el delitos que se le imputa no no ameritan prisión preventiva oficiosa

De hecho, contra Gil White hay ficha roja emitida por la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol). También son  buscados José Antonio Cañedo White, Carlos Enrique Williamson, Alonso Del Val Echeverría y Miguel Ángel Villa Vargas,

Autoridades capitalinas confirmaron que dichas personas tienen orden de aprehensión por el millonario desvío en perjuicio de Oro Sólido, una empresa de perforación y contratista de Petróleos Mexicanos.

Según las investigaciones de la Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México, los imputados, en su calidad de directivos de Oro Negro dispusieron de los citados recursos que estaban en fideicomisos integrados por las empresas Perforadora Oro Negro e Integradora de Servicios Petroleros Oro Negro.

Las indagatorias Gil y coacusados, considerados ya como prófugos de la justicia, controlaban dichas compañías. Se sabe que los imputados no radican en México por lo que se procedió a girar las órdenes de captura y ahora la ficha roja.

El Financiero