trump

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prohibió este lunes a las agencias federales despedir a los ciudadanos estadounidenses o titulares de ‘green cards’ y reemplazarlos con trabajadores extranjeros, y criticó a una importante empresa estatal por haberlo hecho.

La orden ejecutiva que Trump firmó este lunes aumenta el escrutinio del uso de visas H-1B por parte de los contratistas federales para atraer mano de obra extranjera temporal para trabajos altamente calificados en lugar de contratar a trabajadores estadounidenses.

Esta acción fue impulsada por el anuncio de la Autoridad del Valle de Tennessee de junio sobre el despido de 62 trabajadores de tecnología de la información a medida que la agencia federal de energía externaliza el trabajo de datos y programación, según un funcionario de la administración que pidió el anonimato.

La recesión provocada por el COVID-19 ha dejado sin trabajo a millones de estadounidenses, con perspectivas inciertas de recuperación debido a los continuos aumentos en el recuento de casos del virus en muchos estados.

Con el presidente detrás del demócrata Joe Biden en las encuestas antes de las elecciones de noviembre, la medida de Trump muestra acciones para apoyar los empleos. La administración también permanece en conversaciones con los demócratas sobre la extensión de los beneficios adicionales por desempleo.

La orden también provocará un estudio para determinar cuántos trabajos federales tienen los titulares de visas extranjeros.

El gobierno de Trump está trabajando en otros cambios en el programa de visas H-1B que se anunciarán en las próximas semanas, dijo un funcionario que pidió el anonimato.

El Financiero