durazo

Alfonso Durazo Montaño, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), informó que se dio de baja a 18 funcionarios de esa dependencia, entre ellos dos directores generales, que tenían vínculos con el exsecretario de Seguridad Pública Genaro García Luna, pero no se inició un proceso penal en contra de ellos.

En la conferencia mañanera, dijo que después de recibir la instrucción del presidente Andrés Manuel López Obrador se han revisado los antecedentes de personal que hubiera estado ligado directamente con García Luna, exfuncionario del sexenio de Felipe Calderón, en virtud de las complicidades que se generan en esas relaciones.

Aclaró que en dicho proceso se ha cuidado de no lastimar a personal que ha cumplido con una función institucional.

Subrayó que no hay procesos penales contra las personas destituidas, ya que su baja no está relacionada con alguna irregularidad en su desempeño.
“No podemos ser ingenuos en este tema y sabemos que las redes de complicidades se van tejiendo cuando las carreras profesionales crecen de manera paralela, en este caso a García Luna”, apuntó.

García Luna, zar antidrogas de Felipe Calderón enfrenta, de acuerdo con el Departamento de Justicia de Estados Unidos, cargos por conspirar para traficar cocaína y un cargo por hacer declaraciones falsas.

Se encuentra preso en Estados Unidos y es acusado de tomar millones de dólares en sobornos del Cártel de Sinaloa de El Chapo Guzmán mientras controlaba la Policía Federal mexicana y era responsable de asegurar la seguridad pública de México.

Hace una semana un tribunal de Nueva York acusó al exjefe de la División Antidrogas de la Policía Federal, Ramón Eduardo Pequeño, y al extitular de la AFI, Luis Cárdenas Palomino, de proteger al Cártel de Sinaloa, junto con el exsecretario de Seguridad Pública.

ContraRéplica