cnte

Las secciones 18 y 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), correspondientes a Michoacán y Oaxaca, respectivamente, rechazaron el plan virtual de inicio de ciclo escolar 2020-2021 que anunció la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Juan Melchor, vocero de la CNTE en Michoacán, señaló este martes que la estrategia de clases a distancia, apoyadas en la televisión y otros medios electrónicos, no sustituye el proceso de enseñanza-aprendizaje y desplaza a los docentes.

Además, el portavoz consideró que la información se ha dado a cuentagotas y que esto se ha prestado a la especulación, por lo que primero se debió haber diseñado el plan y luego presentado, así como consultar a otros organismos involucrados.

“Lo que debieron haber hecho es generar todo el proceso completo y entregarlo, así la sociedad podría resolver dudas desde antes, los propios maestros, como lo estamos reclamando desde la CNTE, ser partícipes del proceso, y no quedarnos solo en el rechazo, porque también una propuesta que generar, y eso es con base en las condiciones que tenemos en cada entidad”, dijo en entrevista.

Este lunes —tres semanas antes del inicio del próximo ciclo escolar—, el titular de la SEP, Esteban Moctezuma, anunció que el regreso a clases será a distancia debido a la emergencia sanitaria. También indicó que los contenidos se transmitirán por televisión y radio, principalmente, a través del Sistema Público y de las empresas de medios Televisa, TV Azteca, Imagen Televisión y Multimedios, a las que se pagarán 15 pesos por cada uno de los cerca de 30 millones de alumnos .

Para el dirigente magisterial, hay información incompleta y muchas dudas, pero lo que “sí está claro es que hay un desplazamiento del docente”, un proceso enseñanza-aprendizaje incompleto y antipedagógico, y visos de privatización de la educación. Melchor señaló que estos elementos deben ser revisados antes del lunes 24 de agosto.

“Para nosotros, (la solución) es las clases presenciales, no hay nada que pueda sustituir la labor que hace el docente, el maestro, eso no lo puede sustituir nada porque la educación es totalmente humana, no podemos poner un aparato que lo sustituya, esa es nuestra premisa, la premisa del gobierno federal es iniciar el ciclo escolar, ahí nos encontramos”, dijo.

A su vez, la Sección 22 expuso en un comunicado tanto su rechazo al modelo híbrido (presencial-virtual) como a la educación a distancia a través del “monopolio televisivo”.

“No existen condiciones técnicas, físicas y orográficas que contribuyan a la recepción de contenidos educativos en comunidades marginadas donde contar con un televisor se traduce en un privilegio que queda desfasado cuando la niñez tiene que acoplarse al trabajo de campo y en familia para sobrevivir durante esta pandemia”, publicó.

De acuerdo con la SEP, la estrategia Aprende en Casa II es un esfuerzo de equidad, pues la televisión —a diferencia de internet y de los dispositivos electrónicos— llega al 94% de los hogares, y en el 6% restante de zonas marginadas se realizarán contenidos por radio y en lenguas indígenas.

En contraparte, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) respaldó las medidas anunciadas por el gobierno federal para el regreso a clases.

El dirigente del organismo, Alfonso Cepeda Salas, señaló que hay coincidencias para garantizar el derecho a la educación de niños y jóvenes, y destacó los acuerdos “sin precedentes” que permitirán a profesores y alumnos continuar con el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Asimismo, agradeció el reconocimiento que hizo la SEP a los docentes “como pilares insustituibles en la educación”, y señaló que los maestros están listos para reiniciar las clases en la modalidad que las circunstancias lo permitan.

Desde el pasado 23 de marzo, más de 30 millones de estudiantes de educación básica comenzaron a tomar clases a distancia, desde sus hogares, debido a la pandemia de COVID-19 que ha dejado miles de contagiados y fallecimientos en México y en el mundo.

Este martes, el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, pidió a los gobiernos del mundo que en cuanto hayan controlado la transmisión local del COVID-19 abran las escuelas de manera segura, para evitar una “catástrofe generacional”.

Expansión