ministro

El primer ministro de Líbano, Hassan Diab, anunció este lunes que presentó su renuncia a su cargo, debido a la crisis política tras la explosión en el puerto de Beirut el pasado cuatro de agosto, en la que perdieron la vida más de 160 personas.

En un mensaje a la nación en el que habló de la lucha contra los corruptos y la necesidad de tener un Ejecutivo de salvación nacional, Diab anunció que renunciaría a su cargo, pues describió la tragedia ocurrida en Beirut como “resultado de una corrupción endémica”.

La explosión se originó en un almacén del puerto donde se encontraban casi tres mil toneladas de nitrato de amonio desde 2014; sin las debidas medidas de seguridad, según admitieron las autoridades, aunque todavía se desconoce lo que provocó su detonación.

ContraRéplica