orta

Los diez meses que duró la administración de Jesús Orta Martínez en la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) comenzaron a ser investigados por la Secretaría de la Contraloría General de la Ciudad de México.

Los recursos económicos que ejerció como jefe de la Policía capitalina empezaron a ser auditados, pues personal de la dependencia ya dio inicio con las visitas a la Secretaría de Seguridad Ciudadana, luego de que la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, informó el martes pasado que la Contraloría capitalina indaga diversos contratos de compras y licitaciones.

Ya han comenzado a revisar toda la entrega-recepción cuando Jesús Orta dejó de ser titular de la SSC, el 4 de octubre de 2019, y no sólo están centrándose en alguna compra y licitación específica, sino en toda la gestión”, comentaron fuentes de la policía capitalina que pidieron el anonimato.

Jesús Orta tiene una orden de aprehensión por un desfalco de dos mil 500 millones de pesos a la Federación y está vinculado con otros 18 exfuncionarios de la administración anterior.

En el Gobierno de la Ciudad de México se informó que la investigación que realiza la Contraloría capitalina a la administración de Orta Martínez es muy amplia.

Entre algunos casos en los que se pondrá atención serán la inversión de unos 40.5 millones de pesos en la compra de bicicletas, algunas eléctricas, para la vigilancia, principalmente, en el corredor Reforma-Centro Histórico.

De acuerdo con respuestas de transparencia entregadas a un ciudadano, las bicicletas se adquirieron el 15 de agosto de 2019 y son modelos Magistroni, Seal 500, Karomi Police y Karomi Electric Police.

Los vehículos se mantuvieron almacenados y comenzaron a funcionar luego de que este diario hiciera pública su compra, el 6 de enero pasado.

Otro de los casos que estará en la mira será el huachicoleo o robo de gasolina a las patrullas de la dependencia, que fue evidenciado en redes sociales.

En aquel momento, el jefe de la Policía capitalina tuvo que admitirlo para informar los actos de corrupción en la dirección de transportes de la SSC. Orta Martínez calificó el robo como “huachicol digital”, e informó en ese momento que decidió reducir la dotación de combustible para las patrullas un 30 por ciento.

Yo identifiqué, en el tema de combustible, que aproximadamente 30 por ciento del equivalente a la dotación se está robando. Es un esquema que yo le llamo huachicol digital, que se hace en contubernio con estaciones de servicio; hay muchísima gente implicada.

Yo no lo he llevado al tema de una investigación, que por supuesto lo haré en su momento, pero con la información que yo pude obtener a partir del modus operandi, de cómo se hacía, etcétera, una de las decisiones que tomé fue reducir la dotación”, comentó el 6 de marzo de 2019, al salir de una reunión de gabinete, pero no se supo de una denuncia formal.

Excélsior