soto

Gabriel Soto e Irina Baeva acudieron este lunes a ratificar una demanda contra Laura Bozzo por difamación, pues la peruana ha realizado señalamientos en varias ocasiones sobre los actores.

En marzo de este año, la pareja inició un proceso legal luego de que la conductora dijera en noviembre de 2019 que Soto no se hacía responsable de sus hijas por estar con Baeva.

De acuerdo con el representante legal de los actores, “Laura también ha opinado sobre la vida privada de los dos, haciendo comentarios que denuestan a la persona, la dignidad, la integridad, la seguridad y honorabilidad de los dos. Usa insultos, hace comentarios discriminatorios, de índole sexual, violentos y hasta amenazas sin tener ningún derecho”.

El abogado detalló que sus representados quieren “una orden para que no se exprese, que no se acerque, que no los moleste, que no vuelva a hacer ese tipo de comentarios”

Además, Irina Baeva, con fundamento en el artículo 62 y 66 de la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, pide medidas precautorias pertinentes.

Informó que sus clientes no buscan una disculpa pública, y sólo quieren que se aplique la ley y que se investiguen los delitos que cometió Bozzo.

“A Irina le ha generado un daño psicoemocional por las amenazas, por las expresiones que ha hecho esta señora. Pero esas pruebas en materia de pruebas periciales en psicología tendrán que desahogarse. Irina tiene temor, tiene miedo, porque los antecedentes de Laura Bozzo son de una persona muy agresiva, violenta; conocemos recientemente el problema que tuvo con Alfredo Adame”, dijo el abogado.

24 Horas