migrantes

La administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prohibió a los beneficiarios del Estatus de Protección Temporal o TPS aspirar a la residencia legal permanente o la ciudadanía.

El Estatus de Protección Temporal es por su propia naturaleza temporal, expresó el subdirector de políticas de la oficina de Servicios de Ciudadanía e inmigración, Joseph Edlow, en un comunicado.

“El TPS no debe proporcionar un camino para el estatus legal de residente permanente o ciudadanía. La mala interpretación y la aplicación inconsistente de esta ley han permitido previamente esas vías para los beneficiarios extranjeros del TPS”, abundó.

Actualmente, más de 320 mil personas en EU están amparados por TPS.

Según Edlow, es una distorsión que un beneficiario quiera cambiar de condición migratoria a residente legal permanente o a ciudadano.

El comunicado oficial se refiere a que los extranjeros con TPS estarían temporalmente protegidos para no ser deportados, y se refiere a aquellos que salen de Estados Unidos a visitar esos países.

La oficina de Servicios Legales Católicos de la arquidiócesis de Miami advirtió que la administración de Trump aleja la posibilidad de que los beneficiarios del TPS ante deportaciones puedan aspirar a la residencia legal.

“La nueva política anula una práctica de una década, y ha sucedido sin previo aviso, sin ningún análisis legal, y francamente sin ninguna justificación en la ley”, dijo Randy McGrorty, director ejecutivo de Catholic Legal Services of Miami, a la emisora WRLN.

Excélsior