pompeo

Estados Unidos no contribuirá a “legitimar otro fraude electoral” en Venezuela, dijo el jueves el jefe de la diplomacia estadunidense, Mike Pompeo, tras la invitación del gobierno de Nicolás Maduro a la ONU y la Unión Europea para observar las elecciones legislativas de diciembre.

“Nosotros y nuestros socios democráticos en Venezuela y la comunidad internacional no contribuiremos a legitimar otro fraude electoral más llevado a cabo por el régimen de Maduro”, afirmó Pompeo en un comunicado.

El gobierno de Venezuela informó este miércoles que invitó a Naciones Unidas y la Unión Europea a participar como observadores en las elecciones parlamentarias de diciembre, en las que el dirigente opositor Henrique Capriles llamó a participar pese al boicot promovido por un bloque mayoritario de la oposición.

“Informo que ayer (martes) le enviamos a Antonio Guterres y a Josep Borrell una carta sobre las amplias garantías electorales acordadas para la venidera elección parlamentaria, (…) reiterando la invitación para que Naciones Unidas y la Unión Europea participen como observadores”, indicó este miércoles el canciller venezolano, Jorge Arreaza, en Twitter.

La misiva, después difundida por Arreaza en la misma red social, propone un “marco de garantías” producto de un “intenso proceso de diálogo”, que incluye, entre otros puntos, “ajustes” al cronograma para promover la participación e incorporar tinta indeleble en la que los electores deben sumergir el dedo meñique tras votar, un requisito eliminado de las cuestionadas presidenciales de 2018 donde el mandatario Nicolás Maduro fue reelecto.

“Tenemos el honor de invitarle como observador y acompañante internacional de estos comicios, con la seguridad de que las garantías acordadas serán consideradas como parte de las medidas de generación de confianza”, apunta el documento.

La invitación se produjo un día después de que Maduro levantara medidas judiciales contra más de un centenar de opositores, 26 de ellos diputados, algunos exiliados después de que les levantaran su inmunidad, además de varios colaboradores del jefe legislativo, Juan Guaidó.

Maduro dijo el martes que confía que esa acción sirva “para avanzar en el diálogo”, la “creación de condiciones que permitan la más amplia participación electoral” y “confianza” en las cuestionadas votaciones.

Excélsior