maduro

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, y sus principales ministros están vinculados con posibles “crímenes de lesa humanidad”, afirmó una misión de la ONU al presentar un informe que recaba el uso sistemático de la tortura y las ejecuciones extrajudiciales en ese país.

Existen motivos para creer que Maduro y sus ministros de Interior y Defensa ordenaron o contribuyeron a los crímenes documentados en el informe con el fin de silenciar a la oposición, dijeron.

“La misión encontró motivos razonables para creer que las autoridades y las fuerzas de seguridad venezolanas han planificado y ejecutado desde el 2014 graves violaciones a los derechos humanos, algunas de las cuales -incluidas las ejecuciones arbitrarias y el uso sistemático de la tortura- constituyen crímenes de lesa humanidad”, expresó la presidenta de la misión, Marta Valiñas, en un comunicado.

“Lejos de ser actos aislados, estos crímenes se coordinaron y cometieron de conformidad con las políticas del Estado, con el conocimiento o el apoyo directo de los comandantes y los altos funcionarios del gobierno”, agregó.

Mientras que otro miembro de la misión, el chileno Francisco Cox, declaró ante la prensa que el equipo encontró evidencias de que Maduro había informado en ocasiones personalmente al Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) de a quién vigilar y detener a los opositores “sin orden judicial”.

“Tenemos participación y contribución al crimen de Maduro, ya sea directamente a través de la cadena de mando” o en ocasiones “dando órdenes directas”, afirmó. “Tenemos motivos razonables para creer que esto es una política de Estado […] para sofocar a la oposición”, sostuvo.

El informe se basó en más de 270 entrevistas con víctimas, testigos, exfuncionarios y abogados, y documentos confidenciales.

Entre ellos se encontraba el exjefe del Servicio Nacional de Inteligencia, el general Christopher Figuera, cuyo testimonio fue corroborado.
Informe “plagado de falsedades”

La respuesta del régimen de Nicolás Maduro fue inmediata. El informe está “plagado de falsedades”, afirmó el canciller del país sudamericano, Jorge Arreaza.

Un “informe plagado de falsedades, elaborado a distancia, sin rigor metodológico alguno, por una misión fantasma dirigida contra Venezuela y controlada por gobiernos subordinados a Washington, ilustra la práctica perversa de hacer política con los DDHH y no política de DDHH”, indicó Arreaza.

“Reiteramos que nuestra cooperación con el Consejo de DDHH de ONU, se ha generado de manera coordinada y constructiva con la Oficina de la Alta Comisionada. Los avances han sido notorios y así lo ha reconocido la Sra @mbachelet al anunciar la renovación de nuestra relación”, agregó el funcionario venezolano.

El Economista