bancos

Los bancos globales se están preparando para la posibilidad de que no haya un vencedor claro la noche de las elecciones presidenciales de Estados Unidos, un escenario que podría desencadenar días o semanas de caos en los mercados de renta variable y renta fija, dijeron varios banqueros.

En las últimas dos semanas, los principales bancos han realizado simulaciones para asegurarse de que podrán hacer frente a un aumento en los riesgos de mercado, de liquidez y de crédito, y, además, han asesorado a clientes sobre coberturas de precaución y estrategias de captación de capital si la impugnación de un resultado electoral el 3 de noviembre genera iliquidez.

Sondeos Reuters/Ipsos muestran que la competencia se está estrechando, con el candidato demócrata Joe Biden con una ligera ventaja sobre el presidente Donald Trump en tres estados clave, mientras que otros tres muestran un empate. Se espera que un aumento de los votos por correo por el temor a posibles rebrotes de Covid-19 retrase algunos resultados.

“Estamos empezando a hablar no sólo con los clientes, sino también con nuestro personal, sobre la posibilidad de que se vea un periodo más largo de lo esperado (sin un resultado claro) debido a la gran cantidad de votos por correo”, dijo Itay Tuchman, jefe global de tipo de cambio de Citigroup. “Nos estamos preparando para eso”, agregó.

Si la diferencia es muy estrecha, podría producirse una batalla legal e incluso una crisis constitucional, dicen los estrategas bancarios. Trump dijo la semana pasada que espera que el resultado sea resuelto por la Corte Suprema. El turbulento primer debate presidencial televisado del martes aumentó la incertidumbre.

“Si hay una crisis constitucional, creemos que la pérdida de credibilidad política y de la posición de Estados Unidos como país estable podría amenazar su condición de refugio con consecuencias insondables para la economía y los mercados”, dijo Daniel Ahn, jefe de estrategia macro de BNP Paribas.

JPMorgan y Goldman Sachs también apuntaron el riesgo de un disputado resultado en una investigación publicada este mes.

Una persona de un importante banco de Wall Street dijo que durante las últimas dos semanas su institución había estado ejecutando modelos de pruebas de tensión de los mercados, del crédito y la liquidez para los peores escenarios.

Los participantes del mercado deben asegurarse de tener suficientes fondos reservados para aprovechar la volatilidad y no estar sobreexpuestos a ningún activo, dijo Matt Freund, jefe de estrategias de renta fija de la gestora de fondos global Calamos Investments.

El Economista