garcía

Los apoyos a Nunvav Inc, empresa vinculada al responsable de la seguridad pública durante el sexenio de Felipe Calderón, Genaro García Luna, no se limitaron a contratos con el gobierno. La firma recibió incentivos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) en 2015, como parte del programa de impulso a pequeñas y medianas empresas enfocadas a la innovación tecnológica.

Mediante el Programa de Estímulos a la Investigación y Desarrollo Económicos recibió 2 millones 732 mil 280 pesos destinados a un “prototipo de aplicación multiplataforma para la predicción de delitos del fuero común”. A diferencia de otros proyectos para los que el Conacyt requiere una ficha pública que respalde la solicitud de recursos, Nunvav, con el proyecto 222627, no estuvo obligada a presentarla, reconoce la institución.

Como parte de una actualización al seguimiento que hace la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda al caso García Luna, el gobierno federal informó el martes que entre 2012 y 2017 la administración celebró nueve contratos con esta empresa por 390 millones de dólares, con fondos de la partida de Seguridad Pública y Nacional, y otro por 270 millones de pesos por medio del presupuesto tradicional.

En Compranet no hay rastro de los supuestos contratos que se dieron a Nunvav Inc en los 10 años recientes. Las bases de datos de 2010 a 2020, con miles de registros, no contienen ninguna alusión que permita identificar y revisar bajo qué condiciones se dieron recursos a esta empresa, a la que la UIF da seguimiento desde el año pasado. Fundada el 14 de octubre de 2005 en Panamá, Nunvav se enlista en el Registro Nacional de Inversiones Extranjeras de la Secretaría de Economía como servicios de protección y custodia mediante el monitoreo de sistemas de seguridad, pero los montos que ha invertido en el país no son públicos, aunque las empresas no están obligadas a revelarlos.

Ahora con domicilio en la colonia Jardines de Coyoacán, Nunvav fue reportada en diciembre pasado como un engrane de la triangulación de recursos en favor del ex secretario de Seguridad de Seguridad Pública Genaro García Luna, quien enfrenta un juicio en Estados Unidos por narcotráfico.

“Hemos detectado que esta empresa panameña es la que le pagaba el modo de vida en Miami al señor García Luna”, declaró el titular de la UIF, Santiago Nieto, en diciembre pasado. Pero además habría sido trampolín para triangular 2 mil 678 millones de pesos a Israel, Letonia, Panamá, China y Estados Unidos.

Desde 2014, Nunvav Inc apareció como destinataria final de una triangulación de recursos para la compra de equipos de espionaje del gobierno de Ricardo Maritnelli en Panamá.

En Panamá se documentó –hay versiones publicadas en la prensa de ese país– que con recursos del Programa de Ayuda Nacional, un plan de seguridad social para la población más vulnerable, se compró equipo de espionaje a la firma israelí MLM Protection Ltd.

La prensa panameña, entre ella Estrella de Panamá, exhibió que los pagos comenzaron el 30 de agosto de 2010 –cuando García Luna era secretario de Seguridad Pública–, vía el Banco Nacional de Panamá, que transfirió el dinero a una cuenta intermedia de Citibank en Nueva York. Finalmente el dinero se envió a Nunvav Inc por medio de Western Bank, de Barbados.

En México, la firma panameña también vendió a las universidades. Con la Universidad de Seguridad y Justicia de Tamaulipas celebró un contrato por 2 millones 931 mil 900 pesos en septiembre de 2016, con José Luis Zaragoza Chacón como rector, por cursos del Sistema de Justicia Penal Acusatorio y Competencias Policiales Básicas Modalidad a Distancia.

La Jornada