Así son las muñecas sexuales chinas que hablan y se mueven

robot

En medio del empuje de Pekín para convertir a China en una central de inteligencia artificial (IA) e integrar la tecnología en todas las facetas de la vida, algunos empresarios chinos están llevando la experiencia a una nueva frontera: las muñecas sexuales.

WMDOLL, uno de los fabricantes de muñecas sexuales más grandes de China, que tiene su sede en la provincia sureste de Guangdong, lanzó a fines de 2016 lo que llama muñecos accionados con inteligencia artificial que ofrecen características que van desde conversaciones simples hasta ojos en movimiento, brazos y torsos.

Los clientes pueden personalizar sus muñecas eligiendo varias opciones de apariencia, como la altura, el peinado y el color de los ojos.

Las características de IA en las muñecas son todavía muy básicas: pueden responder preguntas, pero no pueden mantener conversaciones más largas.

La muñeca usa el vocabulario conectándose a una base de datos respaldada por el gigante tecnológico chino Baidu.

La firma admite que la mejora de las características ha sido difícil en parte porque los expertos no están interesados en esforzarse mucho en desarrollar tecnología de IA para productos para adultos.

 

Por supuesto que no esperamos hacer que nuestras muñecas de IA sean tan humanas, después de todo, solo estamos haciendo productos para adultos”, dijo Liu Ding, gerente de producto de WMDOLL.

Pero seguramente agregaremos tecnologías más avanzadas … por ejemplo, hacer que las extremidades se muevan de forma más natural”, agregó.

WMDOLL dijo que ha vendido más de 20 de las muñecas AI, que tienen un precio de entre 10,000 yuanes y 50,000 yuanes ($1,470 a $7,350), en comparación con sus ventas anuales de 20,000 muñecas.

La compañía espera que las muñecas de IA finalmente despeguen con clientes en el extranjero, incluidos los de Estados Unidos.

Las exportaciones representan el 80 por ciento de sus ventas y la mitad de sus envíos al exterior van a los Estados Unidos.

Excélsior

(2599)