Barrales se compromete con los derechos de pueblos originarios

candidatos

Alejandra Barrales Magaleno, candidata de la coalición Por la Ciudad de México al Frente a la Jefatura de Gobierno, firmó el Nuevo Pacto Social en favor de los pueblos y barrios originarios de la Ciudad de México.

En el Museo Fuego Nuevo de la delegación Iztapalapa, la abanderada de los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano se comprometió a defender las raíces e identidad de las comunidades indígenas y el desarrollo de los pueblos originarios de la capital.

Sostuvo que en su gobierno trabajaría para garantizar el respeto, la inclusión y la dignidad de los pueblos y barrios originarios.

Reconoció que históricamente estas comunidades han salido adelante a contra corriente, por lo que cuando llegue a la Jefatura de Gobierno redoblaría esfuerzos para generarles mejores condiciones de vida.

Destacó que este compromiso es con los pueblos y barrios originarios y particularmente con las mujeres de estas comunidades, que luchan día a día para sacar adelante a sus familias.

Entretanto, ante estudiantes del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey campus Santa Fe, el candidato priista a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, Mikel Arriola Peñalosa, afirmó que con su propuesta de gobierno fresco, honesto, eficaz, con experiencia y mano firme se detendría la delincuencia y el narcomenudeo.

Posteriormente a la actividad proselitista, ya en entrevista, el abanderado del Partido Revolucionario Institucional (PRI) consideró preocupante la situación de la seguridad pública que se vive en la capital del país, y citó como ejemplo la guerra de bandas que a su juicio se ha desatado por el mercado de las drogas.

Dijo que es urgente recuperar la autoridad en la capital del país, porque desde su perspectiva ya se perdió y el control habría sido tomado por la delincuencia.

Arriola Peñalosa insistió en que habrá que cerrar el vacío que se creó al dejar la seguridad no sólo en manos de los delegados sino, peor, de la delincuencia organizada, según su apreciación.

elecciones2018_cdmx-620x330

Por ello, dijo, hay que transformar a la policía y fortalecer a los ministerios públicos para que, a su vez, apoyen y protejan a los elementos policiacos que sí cumplen con sus tareas.  

En su plan, a la policía se le fortalecería a través de un área de investigación, una unidad de inteligencia y la eficacia de los Ministerios Públicos, ya que ahora solamente se resuelven seis de cada 100 delitos, y de éstos sólo se denuncia 10 por ciento, expuso.

A su vez, la abanderada de la coalición Juntos Haremos Historia al Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, aseguró que de ganar las elecciones el 1 de julio no emprendería ninguna “cacería de brujas” contra funcionarios de la actual administración local.

Luego de realizar un encuentro con estudiante del Tecnológico de Monterrey campus Santa Fe, refrendó su compromiso de atacar la corrupción y dijo que tocaría a las instituciones encargadas de impartir justicia sancionar la comisión de delitos administrativos o penales que habrían cometido funcionarios públicos.

Al referirse al tema de seguridad en la capital del país, la abanderada de los partidos Morena, del Trabajo (PT) y Encuentro Social, consideró que se vive un momento preocupante luego que ayer se conociera que fueron hallados cerca de Tlatelolco restos de al menos dos personas.

“Creo que el actual gobierno no está reconociendo la gravedad de la situación y desafortunadamente no tiene ni siquiera un plan para atenderla”, subrayó al anotar que de llegar a la Jefatura de Gobierno tomaría el control desde el mando único.

Sin embargo, consideró que la solución no es la entrada del Ejército a la Ciudad de México, porque hay 88 mil policías en la Ciudad de México, y dijo que su juicio “tiene que haber cooperación con el gobierno federal en el trabajo de inteligencia”.

Indicó que de ganar la elección del 1 de julio próximo, realizaría una “limpia” de mandos corruptos en la Secretaría de Seguridad Pública y con el área de inteligencia se investigará si hay vínculos o no con la delincuencia organizada, ya que, según indicó, a esa dependencia regresó el “entre” para mandos superiores, como lo denuncian elementos policiacos.

La Crónica

Comentarios

comments