Busca Rodríguez Almeida la reconciliación en Puebla

jesus

Jesús Rodríguez Almeida, encargado de despacho del gobierno de Puebla, aseguró que mientras dure en el cargo siempre buscará que haya cordialidad y paz social en el estado, para cumplir con los objetivos que planteó la gobernadora Martha Érika Alonso, y buscar la reconciliación “a toda costa”.

Mencionó que después de la elección complicada en Puebla, donde el triunfo de Alonso se definió en tribunales, hubo mucha polarización sobre los temas políticos en el estado. Sin embargo, dijo, la mandataria estatal en su mensaje al tomar protesta refirió que ella quería conciliar, buscar que haya consensos, generar una reconciliación entre las diversas fuerzas políticas.

En entrevista radiofónica mencionó que en los días que esté al frente de despacho del gobierno, estará concentrado en lograr acuerdos en el Congreso con todos los actores políticos de la entidad, porque es hora de demostrar que los poblanos pueden unirse y trabajar juntos.

Señaló que en la entidad hay un encono que viene de tiempo atrás por situaciones de ideales políticos y se entiende que haya actos de reproche en contra de las personas; sin embargo, dijo, esas situaciones se pueden cambiar.

La legislación en Puebla dispone que el encargado de despacho ante la ausencia definitiva de la gobernadora comunique y notifique al Congreso esa situación para que ellos en su momento puedan hacer una convocatoria a fin de buscar que se nombre un gobernador interino en el estado, subrayó.

“Yo estoy ahorita encargado del despacho, esa es la labor que tengo establecida en la ley y voy a hacer el trabajo que me corresponde ante la ausencia de la gobernadora”, dijo.

Desde los primeros momentos en que ocurrió el accidente, mencionó, convocó al gabinete y platicó con sus integrantes para cerrar filas y trabajar de forma conjunta, “ellos están en la mejor disposición de seguir trabajando porque todos tenían un compromiso con la gobernadora, todos tienen el anhelo y la vocación de servir a Puebla y a los poblanos”.

La Jornada

 

Comentarios

comments