Condena ONU de “manera enérgica” asesinato de periodistas en Siria

La Campaña Emblema de Prensa (PEC), condenó hoy “de manera enérgica”, el asesinato en Siria de los periodistas Marie Colvin de Estados Unidos y el fotógrafo francés Rémi Ochlik.

PEC exhortó al Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas (ONU) para que en la sesión que inicia la semana próxima adopte una resolución sobre la protección de periodistas en situaciones de peligro.

El PEC pidió al Consejo de Derechos Humanos adoptar una resolución que contenga un “fuerte recordatorio” a los Estados sobre sus obligaciones internacionales y garantizar una mejor protección para los periodistas en zonas peligrosas.

También llamó a las Naciones Unidas para adoptar urgentes medidas concretas para la aplicación de las recomendaciones de la Conferencia Internacional para la Protección de Periodistas en situaciones de peligro que tuvieron lugar en enero en Doha, Qatar.

Según PEC, Colvin y Ochlik, fueron asesinados en un edificio utilizado por periodistas extranjeros como un centro multimedia en el distrito de Baba Amer en Homs durante los bombardeos por parte del ejército sirio.

Otros cuatro periodistas fueron asesinados en Siria desde el comienzo de la violencia en marzo de 2011, entre ellos a principios de este año, Gilles Jacquier y Tayyara Mazhar.

Además, el año pasado, un total de 107 periodistas fueron asesinados en el cumplimiento de su deber en varios países.

“El PEC rinde homenaje a la inmensa valentía de los comunicadores muertos y heridos en Homs”, subrayó en un comunicado.

Sus muertes evidencian que “los riesgos que asumen los periodistas para informar a la opinión mundial de la evolución del conflicto y del terrible baño de sangre que está en curso en Siria”.

Las autoridades sirias tienen la obligación de dar acceso a los medios de comunicación, de proteger a los periodistas que trabajan en su territorio en lugar de atacar instalaciones de los medios de comunicación, enfatizó PEC.

Ochlik, de 29 años, nació en Francia y cubrió el conflicto en la República Democrática del Congo, las elecciones en Haití, las revueltas en Egipto y Libia; su trabajo apareció en Le Monde, Paris Match, la revista Time y Wall Street Journal.

Por su parte, Colvin, de Oyster Bay, Nueva York, quien se desempeñaba como corresponsal, era inmediatamente reconocible por un parche en el ojo desgastado después de sufrir lesiones por la cobertura del conflicto en Sri Lanka en 2001.

Fuente: Notimex

(1)