Cueste lo que cueste, voy a sacar al narco de la CDMX: Barrales

candidatos

En su cierre de campaña realizado en el Ángel de la Independencia, Alejandra Barrales Magdaleno, candidata del Frente a la Jefatura de Gobierno, prometió expulsar al narco de la ciudad de México.

“Voy a sacar al narco de esta ciudad me cueste lo que me cueste y ustedes me conocen saben que vamos a cumplir porque soy mujer de palabra”, afirmó.

La perredista subrayó que todos los gobiernos han fallado en combatir la inseguridad.

“He podido ver en esta campaña, que la gente tiene miedo, eso es cierto, la inseguridad que vive todo el País ya le pegó a la Ciudad de México”, aseguró Barrales, durante su cierre de campaña, en el que fue acompañada por el ex Jefe de Gobierno, Miguel Mancera.

La candidata expuso, durante su discurso, algunas de sus promesas de campaña como implementar un programa para dar 2 mil 500 pesos mensuales a 1 millón de mujeres en la Ciudad y dar gratuidad del servicio de transporte público a través de una tarjeta a estudiantes.

Presumió que algunos estudios de la UNAM, del Politécnico y de la UAM, establecen que, de los tres candidatos con posibilidades de llegar a la jefatura de gobierno, las mejores propuestas son las suyas.

“Y esas propuestas ustedes las conocen… Mi primer compromiso: voy a trabajar para volver a hacer de la Ciudad de México la más segura de todo el país. No tengan duda”.

Por su parte, la abanderada  de la coalición Juntos Haremos Historia, Claudia Sheinbaum Pardo, aseguró que el primero de julio “vamos por el carro completo, sin presunciones, con una diferencia de un millón de votos, pues hay un hartazgo muy grande por lo que pasa y saben que vamos a recomponer la situación de la ciudad”.

Al cerrar su campaña en pos de la jefatura de Gobierno capitalino, en la plaza de las Tres Culturas, ante cientos de personas afirmó que después de 50 años se “va a cumplir la ilusión y la esperanza de los estudiantes que perdieron la vida aquí en 1968: la democracia llegará a la Ciudad de México”.

mikel_barralesn_sheinbaum_1200notas13200318

Tras enumerar sus propuestas en esta plaza, así como en la colonia San Miguel Teotongo, Iztapalapa, y la plaza Hidalgo, en Azcapotzalco, rechazó que enfrente el riesgo de perder la elección, pues cuenta con una diferencia de más 30 puntos porcentuales respecto de su más cercano contendiente.

El próximo domingo, comentó, emitirá su voto a las 9:30 horas en San Andrés Totoltepec, para después concentrarse en su casa de campaña en la calle Sevilla número 716, colonia Portales, y cuando se den a conocer los resultados de la elección estará con el candidato a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador.

La abanderada de Morena señaló que la suma de integrantes de Izquierda Democrática Nacional es “muestra de la crisis en el PRD, que perdió el rumbo; es un partido que ya no tiene ningún proyecto y que además son intereses personales y asociados a la corrupción, la cual se ha infiltrado en la Secretaría de Seguridad Pública y en la Procuraduría General de Justicia”.

Entretanto, al cerrar su campaña, el aspirante del PRI a la jefatura de Gobierno capitalino, Mikel Arriola Peñalosa, afirmó que en los pasados seis meses, con su campaña el Partido Revolucionario Institucional renació en la Ciudad de México, al crecer en la intención del voto y colocarse en 28 por ciento de la preferencia del electorado.

Ante cerca de 25 mil simpatizantes reunidos en el Palacio de los Deportes, el abanderado del tricolor aseguró que se encuentra a ocho puntos de su oponente política de la coalición Juntos Haremos Historia, Claudia Sheinbaum Pardo, contra quien endureció sus críticas.

El primero de julio, señaló, “se trata de escoger entre un comandante en jefe o una aficionada a las drogas, y entre quien combatirá al narcotráfico o la que lo tiene dentro de su estructura”.

En el acto masivo, que abrió con un espectáculo de lucha libre y música de la Sonora Dinamita, sostuvo que la Ciudad de México es la tercera entidad con más células del narcotráfico, sólo por debajo de Tamaulipas y Guerrero, pero “no duden –advirtió– que con Claudia se convertirá en la primera”.

Acompañado del candidato presidencial de la coalición Todos por México, José Antonio Meade, así como de dirigentes nacionales y locales del PRI, Arriola expresó que está a una semana de conseguir el triunfo en la capital del país, lo que parecía imposible, pues al principio se habló de que era una “candidatura de sacrificio y que iba al matadero.

 A los integrantes de los diferentes sectores del PRI, petroleros, harineros, obreros y burócratas que lo arroparon, el aspirante a gobernar la ciudad les pidió pisar el acelerador a fondo y llevar a sus familias, amigos y vecinos a votar el próximo domingo. “Movilicémonos como nunca y rompamos con esta inercia destructiva”¸exclamó.

La Jornada

(188)