Es asesinado Martin Luther King, líder de la lucha por los derechos civiles

martin

Casi un siglo después de la abolición de la esclavitud, la comunidad negra de los Estados Unidos todavía estaba sometida al racismo y la segregación a mediados del siglo XX. En diciembre de 1955, en Montgomery, Alabama, un acto no planeado de resistencia dio lugar a una lucha que habría de cambiar esa situación. Rosa Parks, una integrante de la Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color (NAACP), se negó a dejarle su puesto a un blanco en un bus.

Fue arrestada y encarcelada por ello. Esto generó una airada protesta por parte de la comunidad negra de la ciudad y marcó el inicio del movimiento por los derechos civiles.

 El joven reverendo baptista Martin Luther King Jr. se convirtió en el líder del movimiento a nivel nacional. Desde un comienzo, King defendió la práctica de la no-violencia, como el modo de operar de la organización. Se iniciaron campañas para combatir la exclusión racial, tanto en las escuelas como en el acceso a la votación, y se llevaron a cabo acciones de protesta pacífica. En la mayoría de los casos, éstas terminaban con la intervención de la policía, y la violencia con que eran reprimidas demostraba la crueldad del racismo ante las cámaras de televisión que las cubrían, lo que ponía del lado del movimiento a la opinión pública. El 28 de agosto de 1963 se dio la mayor manifestación del movimiento, en la Marcha a Washington, donde el reverendo King dio el famoso discurso «tengo un sueño». En 1964, el Congreso de los Estados Unidos aprobó finalmente la Ley de Derechos Civiles con la se ponía punto final a la segregación en todos los estados del país. Martin Luther King recibió el Premio Nobel de la Paz. 

         
 Sin embargo, los logros obtenidos por el movimiento no fueron definitivos. Martin Luther King Jr., fue asesinado el 4 de abril de 1968. Esto dio paso a posturas más agresivas de confrontación con los blancos, defendidas por líderes como Stokely Carmichael y grupos como las Panteras Negras. Las tensiones y continuos disturbios alrededor del problema racial en los Estados Unidos se han mantenido a lo largo de los años. Lo cierto es que las leyes cambiaron y lo que ahora es un problema de tensiones culturales antes fue una terrible injusticia promovida institucionalmente.  

El blog de casa

(166)